text.skipToContent text.skipToNavigation
9 pasos para limpiar rápidamente el baño

28.06.2019

  • Limpieza
Si hay una habitación que tienes que limpiar con especial esmero, es el baño. Es indispensable, porque ahí conviven millones de gérmenes que pueden ser dañinos para la salud de la familia, principalmente la de los niños.
Te aconsejo tener un kit de limpieza, que no es otra cosa que un balde en el que puedes guardar bolsas, toallas desechables desinfectantes, productos limpiadores y cepillos, todo lo que necesitas para tu rutina de limpieza. Si tienes todo junto ahorrarás tiempo y te será más fácil comenzar.

Te presento una rutina para una limpieza profunda, que puedes hacer cada 15 días. Seguro te lleva un poco de tiempo al principio, pero llegará el momento en que la harás casi en automático y casi sin darte cuenta tu baño siempre estará impecable:

1. Limpia el caño con una toallita desinfectante o con una esponja con limpiador en polvo. Si optas por lo segundo, al terminar de limpiar enjuaga el caño con abundante agua. Si quedan manchas de óxido o moho, puedes eliminarlas con una mezcla de cloro con lejía o con amoniaco. Debes dejarla actuar unos minutos y luego enjuagar. Las manchas más rebeldes puedes limpiarlas con alcohol o aguarrás y luego enjuagar muy bien con agua caliente y detergente.

2. Para las llaves de agua usa un cepillo pequeño, el mejor aliado para llegar a todos los bordes. También, puedes utilizar un paño o esponja, siempre teniendo cuidado de no rayarlas. Para limpiar las llaves cromadas, una buena opción es cortar un limón por la mitad y frotar la superficie. Luego enjuagar y secar con un paño limpio.

3. Para el interior del inodoro usa un poco de lejía y con una escobilla cepilla bien las paredes. Al terminar, deja correr el agua. Para el exterior, utiliza un paño embebido en algún producto desinfectante y pásalo por las tapas, pie y depósito. Si tiene manchas de óxido, éstas desaparecerán si las frotas con limón y sal. Finalmente, toma otra toallita desinfectante y limpia la tapa por ambos lados.

4. Limpia las manchas de moho de las paredes del baño de la siguiente manera: en un envase con pulverizador mezcla 1/4 de lejía con 1/2 litro de agua. Rocía los azulejos con esta mezcla y déjala actuar 5 minutos. Luego, frótalos con una esponja empapada con la misma mezcla, y si las manchas persisten, intenta desaparecerlas usando un cepillo de dientes. Por último, enjuaga con agua.

5. Para vidrios y espejos usa el limpiador de vidrios. Si no tienes, reemplázalo con un poco de vinagre y papel absorbente de cocina.

6. La tina, si es de porcelana o mármol, límpiala con una mezcla con 1/2 taza de vinagre, 1 taza de amoniaco y 1/4 taza de bicarbonato disuelta en 1/2 litro de agua caliente. Frota la mezcla en la tina con una esponja, luego enjuaga con abundante agua. Las tinas de fórmica, cerámica y losa se limpian con un trapo suave embebido en aceite de limón. Si la tina tiene manchas oscuras, frótalas con un trapo seco con bicarbonato. Para eliminar las manchas de óxido, frótalas con la mitad de un limón con sal. Para quitar las manchas alrededor de la rejilla del desagüe, lo mejor es usar un poco de bicarbonato. Para eliminar el jabón que se adhiere en las paredes utiliza vinagre. 

7. Los canceles se limpian cada 15 días utilizando una esponja embebida en vinagre blanco. Si son de plástico o rugosa, puedes preparar una mezcla de amoniaco, alcohol y agua en partes iguales y frotarla en los canceles con ayuda de un cepillo. Después, enjuagar bien y secar la superficie con un trapo bien limpio. Si se trata sólo de simples salpicaduras, un limpiavidrios común será suficiente.

8. Limpia la cortina del baño sumergiéndola en una mezcla de 3 litros de agua con media taza de cloro. Cepíllala suavemente y luego enjuágala con bastante agua y suavizante para ropa. Por último, cuélgala y deja escurrir el agua. Con la misma solución puedes limpiar el tubo que la sujeta, y si después le pasas un poco de cera incolora durará más tiempo limpio libre de moho.

9. Para los tapetes de goma o plastificados usa un cepillo, agua tibia y un detergente común. Si el tapete de baño es de corcho, lo mejor es limpiarlo con un paño humedecido en un poco de jabón. Cada dos semanas, es recomendable dejar el tapete toda la noche dentro de una batea con agua y un poco de lejía.

Te pareció útil este artículo?

0

Personas consideran que este artículo les sirvió

Cuéntame lo que piensas