text.skipToContent text.skipToNavigation
¡Empieza el día con energía!

03.09.2020

  • Emprendimiento
Es muy importante iniciar el día con el pie derecho. Así todo nos saldrá mejor de lo esperado.
Hay días en los que nos despertamos algo cansadas. Otras veces, empezamos la mañana agobiadas, pues tenemos tantas cosas que hacer que no sabemos por dónde empezar. Para tener un gran día, es muy importante que lo iniciemos con el pie derecho y llenas de energía. Para lograrlo, aquí te dejo algunos consejos que a mí me funcionan muy bien:
  • Pon una alarma alegre. ¿Qué tal si empiezas el día con tu canción favorita? Te animará a salir de la cama e influirá en tu estado de ánimo.
  • Pensamientos positivos. ¿Eres consciente realmente de lo afortunada que eres? Empieza el día dando gracias por todo, verás cómo cambia tu energía y te sientes feliz. 
  • Estírate. Dedica aunque sea 5 minutos a estirarte. Así, desentumeces los músculos, lubricas las articulaciones y pones en marcha tu metabolismo, lo que hará que empieces a sentirte activa progresivamente. 
  • Anda a tu ritmo. Nada más agobiante que ir contra el tiempo. Mejor, levántate más temprano y haz tus cosas con tranquilidad. Así, evitarás angustiarte y desperdiciar energía. 
  • Limón en ayunas. Algunas personas recomiendan exprimir un limón en un vaso de agua tibia y tomarlo en ayunas, cada mañana. Esto desintoxica tu organismo y te ayuda a empezar el día con mucha energía.
  • Elige una colonia cítrica. Una colonia de limón, toronja o mandarina te llenará de frescura y mantendrá tu entusiasmo durante el día. Llévala en la cartera para esos momentos en los que necesites una dosis extra de energía.
  • Maquíllate. No necesitas pasar una hora frente al espejo. Una máscara de pestañas y un lindo labial pueden hacer mucho para que te sientas bien y salgas de tu casa feliz. 
  • Usa colores vibrantes. Los colores tienen mucho poder. Cuando estés baja de ánimo, por más que no te provoque, usa algo de color amarillo, naranja o fucsia. ¡Verás que te animas de inmediato!
  • Un buen desayuno. Consume alimentos que te llenen de energía: proteínas (quesos, huevos y yogurt bajo en grasa), cereales integrales, avena y frutas ricas en vitamina C como fresa, kiwi, melón y naranja. 
  • Consume magnesio. El magnesio ayuda a las enzimas que trabajan en la producción de energía. Una manera simple y deliciosa de consumirlo es agregando semillas de linaza o girasol a tu batido, yogurt o ensalada de frutas.
  • Abraza y besa. A tu esposo, a tus hijos, a tu mamá. Acaricia a tu mascota. Dar amor es la mejor forma de recargarte de energía y ser feliz.
  • Busca tu propia forma de recargarte. Ir clases de baile, almorzar tu plato favorito, escuchar música, hablar con una buena amiga... Tómate el tiempo de hacer esas pequeñas grandes cosas que te llenan de energía. Pero debes desconectarte de todo y disfrutarlas de verdad.
¿Lista para disfrutar de un día llena de energía?

Te pareció útil este artículo?

0

Personas consideran que este artículo les sirvió

Cuéntame lo que piensas