text.skipToContent text.skipToNavigation
¡Fomentemos el arte en los niños!

28.08.2019

  • Educación
Es importante que los dejemos expresarse, pues esto los ayuda muchísimo en su desarrollo integral.
¡Dejar que tu hijo se exprese libremente a través del arte lo beneficiará muchísimo! Anímalo a que cante, baile, toque algún instrumento, dibuje... lo que le guste más. Cualquiera de estas actividades lo ayudará en su desarrollo sensorial, motor, cognitivo y emocional. Además, se divertirá muchísimo y fortalecerá su autoestima.

Si es posible, acondiciona un pequeño espacio en casa para que sea su lugar de creación. No necesitas mucho para hacerlo, suficiente con una mesita en la que pueda darle rienda suelta a su creatividad.

Otra cosa que te recomiendo hacer con tus hijos es visitar los museos. Muchos tienen actividades para niños y talleres para fomentar en ellos el amor por el arte. Escuchar su opinión sobre una obra de arte te sorprenderá. Nadie como ellos, que son observadores natos y libres de prejuicios para intercambiar ideas. Eso sí asegúrate que se sienta cómodo y seguro al expresar su opinión, ten en cuenta que te estará revelando algo muy personal.

Te cuento todo lo que el arte puede hacer por tus hijos:

Los ayuda a expresarse.  
A través de dibujos, canciones y diferentes composiciones artísticas manifiestan sus emociones y sensaciones. Esto los hace más sensibles.

Desarrolla su percepción y capacidad de análisis.
El arte les abre la mente y eso los ayuda a profundizar sobre diferentes temas, tomar decisiones y solucionar problemas.

Estimula sus capacidades intelectuales. 
El arte los ayuda a desarrollar coordinación, concentración, disciplina y autocontrol. Y esto les servirá mucho en su formación profesional.

Desarrolla habilidades.
La motricidad fina, la coordinación mano ojo, la lateralidad, el sentido del ritmo y la percepción también se desarrollan gracias al arte.

Aumenta su autoestima.
Cada obra de arte que hace un niño crea en él el sentimiento de haber alcanzado un logro. Es una satisfacción muy personal.

Ayuda a desarrollar la paciencia y constancia.
Aprenden a prestar atención a los detalles y a seguir trabajando el tiempo que sea necesario hasta conseguir el resultado deseado.

Los hace mejores estudiantes. 
Diversos estudios han demostrado que el arte ayuda a los niños a desarrollar sus capacidades en otras materias como la lectura, la escritura y el cálculo.

Desarrolla su actitud creadora y transformadora.
Un niño creativo siempre buscará nuevas formas de hacer algo y admirará las creaciones de los demás. Gracias a esto pueden volverse grandes líderes. 

Los ayuda a identificar sus emociones. 
El arte activa ciertas zonas del cerebro y así despierta todo tipo de emociones. Dejar que un niño pinte o moldee algo sin pensar mucho en lo que está haciendo, lo ayudará a expresar su mundo interno.

Es una gran terapia.
A través del arte podemos conocer lo que les inquieta. Ayuda a descubrir y trabajar situaciones de violencia, abuso, pérdidas, frustraciones y problemas de baja autoestima. 

Potencia la comunicación con los padres. 
El niño se sentirá libre de expresarse y esto fortalecerá el vínculo con sus papás.

Invita a la introspección
Actividades como pintar son muy beneficiosas. Concentrarse en una actividad creativa ayuda a reflexionar y estar en calma y, a la vez, en actividad, lo que no es tan fácil de conseguir.





Te pareció útil este artículo?

0

Personas consideran que este artículo les sirvió

Cuéntame lo que piensas