text.skipToContent text.skipToNavigation
Beneficios de salir a caminar

26.06.2019

  • Bienestar
¿Sabías que hacer algo tan simple como caminar favorece enormemente nuestra salud, tanto física como mental, emocional y espiritual? ¡Deja las excusas y sal a dar un paseo!
Caminar es una actividad ideal para todos, hasta para quienes no están acostumbrados a hacer deporte. ¿Por qué? Porque no tiene que ser tan rutinaria. No tenemos que hacerla siempre a la misma hora ni seguir el mismo camino todos los días. ¡Y trae muchos beneficios!

Lo ideal es dar un paseo diario de unos 20 a 30 minutos. Es preferible hacerlo por la mañana o por la tarde, pues en esas horas el sol no es muy intenso. Además, como caminar te ayuda a oxigenarte y relajarte, es una actividad ideal para empezar o terminar bien el día. 

Los expertos en salud recomiendan recorrer 2 kilómetros diarios pero, como todo hábito, se adquiere poco a poco. ¡No te exijas demasiado! Anda a paso ligero, empieza caminando por las calles de tu distrito y verás que poco a poco vas más lejos y sin cansarte.
Aquí te cuento cuales son los beneficios de caminar entre 20 a 30 minutos al día: 

1. Aumenta tu energía. Un buen paseo es uno de los mejores energizantes naturales que tenemos a nuestra disposición. ¡Y no cuesta nada! Caminar aumenta la circulación y el suministro de oxígeno a las células, lo que hará que te sientas más alerta y más viva.
2. Aumenta los niveles de bienestar. Diversos estudios han demostrado que el ejercicio regular de intensidad moderada como caminar a paso ligero libera endorfinas en el torrente sanguíneo, lo que reduce el estrés y la ansiedad.
3. Ayuda a mejorar el humor. Caminar libera serotonina y endorfinas. Cuando tengas un bajón emocional, sal a caminar y disfruta de los paisajes que nos regala la naturaleza. No olvides de respirar profundamente.  Verás que te relajarás llenarás de emociones positivas.
4. Mejora nuestras funciones cognitivas. Al caminar, el cerebro se oxigena, se relaja y obtiene nuevos estímulos. Si somos constantes y lo hacemos todos los días, funciones tan básicas como la atención, la memoria y el procesamiento de la información mejorarán notablemente. Esto puede reducir la pérdida de la memoria y prevenir la aparición del Alzheimer.
5. Cuida tu salud cardiovascular. Esta actividad aumenta la fuerza de nuestro corazón y su capacidad para bombear sangre. Las arterias se vuelven más elásticas y pueden dilatarse mucho mejor para hacer circular la sangre que, de ese modo, llega mucho mejor a cualquier zona de nuestro cuerpo. Por esto, ayuda a prevenir y controlar la presión arterial alta, reduciendo el riesgo de accidentes cardiovascular.
6. Reduce el riesgo de enfermedades. Caminar reduce los niveles de colesterol malo, mejora nuestro metabolismo y reduce los niveles de azúcar en la sangre por lo que favorece nuestra salud en general y puede reducir el riesgo de desarrollar diabetes de tipo 2.
7. Fortalece  nuestro sistema óseo. Caminar libera la rigidez de las articulaciones y alivia la tensión muscular. Estimula y fortalece los huesos, aumentando la densidad ósea, por lo que ayuda a prevenir la osteoporosis. También, ayuda a mantener la salud de las articulaciones ayudando a prevenir enfermedades como la artritis.
8. Mejora el tránsito intestinal. Caminar evita el estreñimiento, pues nos ayuda a depurar mejor nuestro organismo y optimizar nuestras funciones digestivas.
9. Fortalece tus piernas. Si tienes problemas de circulación o de varices, un paseo diario mejorará y endurecerá los músculos de tus piernas, previniendo muchos de estos problemas.
10. Tonifica piernas, glúteos y abdominales. Un buen paseo ayuda a definir tus pantorrillas y levantar los glúteos. Si le prestas atención a tu postura mientras caminas, también podrás tonificar los abdominales y reducir la cintura.
11. Tonifica los brazos.  Un tip: al caminar, mantén los brazos doblados a la altura del codo y muévelos rápidamente hacia atrás y adelante. Esto te ayuda a acelerar el paso y a tonificar los brazos, hombros y espalda.
12. Ayuda a perder peso. Caminar ayuda a acelerar el metabolismo. Ten en  cuenta que mientras más rápido vayas más calorías quemarás.
13. Nos da una dosis extra de vitamina D. Caminar a la luz del día incrementa los niveles de vitamina D del cuerpo, un nutriente difícil de obtener por los alimentos pero que se puede sintetizar a través de la exposición a la luz solar. La vitamina D es importante pues ayuda a mantener la salud de los huesos y del sistema inmunitario. 
14. Ayuda a conciliar el sueño. Caminar ayuda a nuestro metabolismo a liberar serotonina. Este es un neurotransmisor derivado del aminoácido conocido como triptófano, que aumenta la producción de melatonina. La melatonina regula los ciclos del sueño, por lo que el paseo es óptimo para conciliar mejor el sueño y que sea de mayor calidad. 

Como verás, sobran los motivos para salir a caminar. Así que todos los días ponte ropa ligera y zapatillas o zapatos muy cómodos y sal a moverte un poco. Lleva una botella de agua para que te mantengas hidratada, bloqueador si sales por las mañanas y, si quieres, tu música favorita. Puedes ir a caminar sola o acompañada por alguna amiga, alguien de tu familia o llevar a tu perro. ¡A ellos también les encanta salir a caminar!

Cuéntame lo que piensas