text.skipToContent text.skipToNavigation
Centros de mesa originales y fáciles de hacer

05.07.2019

  • Decoración
Su nombre lo dice todo. Un centro de mesa es ese objeto que siempre llama la atención. Nos “jala el ojo”, porque le da ese toque especial a la decoración. Puede que no sea muy grande, pero siempre lo notamos, porque destaca entre los demás objetos.
El centro de mesa da al espacio un toque único. A mí personalmente, me gusta ver cómo un detalle, que a veces es tan sencillo, puede hacer tanto por una habitación.
No tienes que gastar mucho para tener uno (o varios). Acá te dejo algunas ideas para que hagas algunos con materiales que seguro tienes en casa.

1. Hierbas aromáticas en latas 
Hacer este centro de mesa es muy fácil. Solo tienes que lavar bien las latas que tengas de leche o conservas y dejar que sequen por completo. Para evitar accidentes, suaviza sus bordes con una lima. Luego, envuélvelas con una tela o papel que te guste. Añádeles los adornos que quieras: lazos, botones, flores secas, etc. Si quieres darles un poco más de brillo, puedes ponerles escarcha.
Este centro de mesa es ideal para poner plantas aromáticas. Puedes entregarlos a tus invitados como recuerdo cuando los reúnas en una ocasión especial como un shower o cumpleaños.

2. Popurrí con naranjas
Para hacer este centro de mesa lo único que necesitas es naranjas y un frasco. Primero, pela las naranjas con mucho cuidado para sacar la cáscara de una sola pieza, sin romperla. Cuando termines con todas las naranjas, enrolla las cáscaras para darles forma de rosa. Coloca las "rosas de naranja" en un frasco y si quieres, decóralo con algunas hojas. ¡Listo! Llévalo a la mesa y tú y tus invitados disfrutarán de un delicioso aroma cítrico mientras cenan. 

3. Portavelas rústico
Para darle al espacio un toque cálido, puedes hacer un original portavelas con ramitas u hojas secas. Solo tienes que pegarlas alrededor de un recipiente de vidrio o de una lata. Como toque final, le puedes poner un lazo. 

4. Botellas con flores
Otro centro de mesa, muy fácil de hacer pero que no tiene pierde por lo bonito que queda, es simplemente,  poner flores dentro de una botella con agua. Busca botellas lindas, de preferencia de boca ancha, para que las flores entren sin dificultad.


Te pareció útil este artículo?

0

Personas consideran que este artículo les sirvió

Cuéntame lo que piensas