text.skipToContent text.skipToNavigation
5 mitos y verdades que te dicen sobre los gatos y perros

14.05.2021

Nuestras mascotas se merecen lo mejor de nosotros es por eso que queremos ayudarte a desmontar algunas verdades y mitos sobre los gatos y perros.

Nuestras mascotas son parte de nuestra familia: las engreimos, las cuidamos y, sobre todo, las amamos porque no solo nos traen alegría, si no también una excelente compañía y lealtad incondicional. Es por eso que nos esforzamos por mantenerlas siempre a salvo, cuidando su salud y siendo recíprocos con todo ese amor que nos dan.

A propósito de esto, la asociación Para Quitarse el Sombrero (PQS), de la fundación Romero, compartió con nosotros cinco verdades y mitos sobre los gatos y perros que todos deberíamos conocer para cuidar, de la mejor forma posible, a nuestros engreídos.

Foto de mascotas perro y gato con fondo celeste
Ilustración de mascotas perro y gato caminando Ilustración de mascotas perro y gato caminando

Mito 1: los perros y los gatos son rivales

La cultura popular se ha encargado de construir estos mitos sobre los perros y gatos que habla de una supuesta rivalidad entre ambos, contada en dibujos animados, películas y más.

Pero existen estudios que respaldan la teoría de que entre ellos no existe esta rivalidad que por años se ha creído. De hecho, los perros y gatos pueden ser muy buenos amigos.

Por ejemplo, en Europa, Estados Unidos y Canadá, se hizo un estudio donde participaron 800 hogares, para conocer qué pasa cuando perros y gatos comparten la misma casa.

Si bien los gatos, por su comportamiento natural, tienen ciertas reservas al principio, esto no determina su conducta a futuro. Así que la convivencia de perros y gatos es posible y puede llegar a ser muy agradable. Es por eso que la expresión “llevarse como perro y gato”, ya no aplica.

Mito 2: Los gatos son desleales y egoístas

Lo primero que hay que entender sobre los gatos es que son animales muy independientes, lo que puede ser interpretado por los humanos como una conducta negativa. Muchos creen que ellos son egoístas, indiferentes y hasta desleales con sus compañeros humanos pero no es cierto.

Hace algunos años, se hizo una investigación publicada en la revista científica PLOS ONE, donde aseguran que los gatos no ven a los humanos como un referente de seguridad y protección, a diferencia de los perros, quienes confían plenamente en las personas.

Otro detalle a tener en cuenta es que los gatitos no son tan expresivos cuando de mostrar afecto se trata y los humanos no están muy acostumbrados a esto. Lo que sí les encanta hacer es frotar sus cabezas contra nosotros o ronronear. Así que disfruta a tu gatito cuando lo haga.

Ilustración mascota gato Ilustración mascota gato
Ilustración de mascota perro moviendo la cola Ilustración de mascota perro moviendo la cola

Mito 3: Los perros mueven la cola porque están felices

Este es uno de los mitos sobre los perros más comunes, por eso, aquí te contamos todos los detalles. La colita de los perros se puede mover por muchas razones y no únicamente cuando este se siente feliz, también ocurre cuando el perro está tenso, indeciso o alerta. Todo depende de la forma en que la muevan.

Por ejemplo, si tu perro mueve rápido la cola, de un lado a otro es que está contento. Mover la cola lentamente y con una posición hacia arriba indica que tu mascota está alerta por algo.

Mito 4: Los perros ven solo en blanco y negro

Durante muchos años se tuvo esta creencia pero lo cierto es que los perros no solo pueden ver en blanco y negro, también distinguen otros colores pero una forma más limitada que los humanos.

Por ejemplo, un estudio indicó que los canes pueden diferenciar entre un tono azul y uno amarillo, pero no pueden hacerlo entre un tono rojo y uno anaranjado.

Ilustración mascota perro viendo pelota Ilustración mascota perro viendo pelota
Ilustración de mascota perro con hueso Ilustración de mascota perro con hueso

Mito 5: Los perros aman los huesos como comida

Uno de los mitos sobre los perros que se volvió muy popular es que su comida favorita son los huesos pero es momento de aclararlo.

Todos aquellos que tienen un perrito como mascota y miembro de su familia, deben estar muy atentos a lo que ingieren porque resulta que los huesos no son tan sabrosos como se ven, es posible que terminen atascandose en el sistema digestivo del perro, o se astillen y perforen sus intestinos.

No hay nada como conocer todo acerca de nuestros engreídos de cuatro patas, desde cómo educar a nuestra mascotas, cómo cuidar su pelaje, hasta preocuparnos ante alguna emergencia veterinaria. Sigue nuestros consejos y demuéstrales tu amor a través de tus cuidados.

Mujer con su mascota perro felices Mujer con su mascota perro felices