text.skipToContent text.skipToNavigation
Cómo calentar carne en el microondas

26.06.2019

  • Tips
Seguro te ha pasado más de una vez: calentaste carne en el microondas y quedó seca y hasta un poco dura. Por eso, te voy a enseñar qué es lo que debes hacer para que de ahora en adelante te quede tan rica y jugosa como cuando recién la preparaste.
El horno microondas es nuestro gran aliado en la cocina, eso ya lo sabemos. Es muy práctico y siempre nos saca de apuros. Por eso, debemos aprender todos los truquitos para sacarle el máximo provecho posible.

Cuando vayas a calentar carne en el microondas, ten en cuenta estas recomendaciones:

1. Fíjate en la potencia. Lo primero que tienes que tener en cuenta es que no todos los microondas son iguales. Su potencia varía según la marca y modelo del artefacto.  Es decir, que el microondas de tu casa no va a calentar igual que el de tu oficina. Así que lo mejor que puedes hacer es que cada vez que vayas a usar un microondas que no conozcas, vayas tanteando. No le pongas 2 minutos de golpe. Ponle primero 45 segundos, luego mira si ya calentó, y si le falta un poco más, pues le das un poco más de tiempo.
Esto es especialmente importante cuando vamos a calentar carne, porque si calculamos mal el tiempo, podemos secarla y arruinar nuestro plato. 

2. Usa un recipiente adecuado. Coloca la carne en un plato apto para microondas. En la parte inferior de los platos suele estar indicado si son seguros para usarlos en hornos microondas. Los que no lo son, se pueden derretir. Y con ello no solo arruinarás tu comida, sino que puedes malograr el plato y hasta el microondas.

3. Hidrata la carne. Si vas a calentar un pedazo completo de carne, lo recomendable es que, antes de meterlo al microondas, le eches encima algún caldo o salsa que hayas calentado previamente. Si no las tienes, puedes agregarle agua. Así, la carne irá absorbiendo el líquido mientras comienza a calentarse dentro del microondas y no quedará seca.

Si se trata de algún guiso o plato en el que la carne está cortada en trozos pequeños, calentarla es más fácil, porque la temperatura que obtendrán será uniforme.

4. La carne, hacia afuera. Si vas a calentar un plato que, además de carne, tenga otros alimentos como menestras, verduras, arroz o pasta, coloca siempre la carne en la parte externa del plato. Esto asegurará un calentamiento más uniforme, ya que los alimentos que se encuentran en el exterior del plato tienden a calentarse más rápido.

5. Cubre el taper. Los tapers de vidrio para microondas vienen con una tapa de plástico. Ésta ayuda a crear mayor humedad dentro del recipiente y así evita que la comida se seque.

6. Regula el microondas. El tiempo depende de la cantidad de alimentos que se va a calentar. Una sola hamburguesa o pechuga de pollo puede requerir un minuto, mientras que todo un asado puede tomar cuatro minutos o más. En promedio, las porciones individuales de carne de res, pollo y pescado requieren 45 segundos a dos minutos.

Algunos microondas son tan amigables, que tienen botoncitos con la temperatura programada para cada tipo de comida. Si tienes esa opción, aprende a usarla.

¡Espero haberte ayudado!

Cuéntame lo que piensas