text.skipToContent text.skipToNavigation
Cómo elegir a los padrinos de tus hijos

15.07.2019

  • Familia
Nombrar a los padrinos es una decisión muy importante. Te cuento porqué.
Elegir a los padrinos de nuestros hijos no siempre es una decisión fácil. A veces, tenemos muchos candidatos y, otras veces, no tenemos claro quiénes podrían ser. 

Debemos tener en cuenta que ser elegido padrino es un honor, pero, también, una gran responsabilidad, porque se supone que los padrinos acompañarán a su ahijado a lo largo de su vida. Así que, antes de preguntarles a los candidatos elegidos si quieren asumir ese compromiso, hay dos preguntas que tú y tu pareja deben hacerse: ¿Qué papel quieren que jueguen los padrinos en la vida de su hijo? y ¿Qué tan involucrados quieres que estén? Conversen sobre esto y tómense el tiempo que sea necesario para elegir. Estos consejos seguro los ayudarán:

- Elige a quienes puedan ser un modelo para tu hijo. Los padrinos podrán ayudarte en la educación de tu hijo: orientarlo, aconsejarlo y acompañarlo en su crecimiento. 
- Elige alguien en quien tus hijos puedan confiar. Muchos niños no les cuentan algunas cosas a sus padres por miedo a defraudarlos. Por eso, un padrino debe ser esa persona a la que tu hijo le pueda contar un problema o pedirle su opinión antes de tomar una decisión difícil.
- El parentesco no importa tanto. No es obligación hacer padrino a tu hermano o madrina a tu hermana. Más que los lazos de sangre, lo que interesa es que las personas elegidas te hayan demostrado su fidelidad. Si han estado contigo en las buenas y malas, si te quieren y te cuidan, seguro lo harán con tu hijo también.
- Los lazos afectivos son los más importantes. Ser padrino es un compromiso del corazón, pues no tiene efectos legales. Es decir que, si les pasa algo a los papás, no significa que la responsabilidad cae sobre ellos. Entonces, más que "deber" deben "querer" estar presentes en la vida de su ahijado. 
- Elijan personas parecidas a ustedes. Es importante que los padrinos tengan valores y creencias similares a las de los padres. Algunos padres eligen padrinos de edad parecida a la suya, otros prefieren que sean un poco mayores, más cercanos a los abuelos, que suelen ser personas llenas de sabiduría. Como sea, lo importante es que los padrinos refuercen lo que los padres le inculcan a su hijo.
- Los dos padres deben estar de acuerdo. Si adoras a tu amiga pero tu pareja no tanto y no está muy convencido de hacerla madrina, o si tu pareja quiere hacer padrino a un familiar que no conoces bien, pues deben conversar al respecto. Es importante que los dos padres estén satisfechos con la elección. 
- Tómenselo con calma. No tienen que tener a los padrinos elegidos antes de que nazca su bebé. Una opción válidad es esperar a ver con cuales de los candidatos tiene simpatía y conexión. Esto es muy importante, pues la relación padrinos y ahijados suele afianzarse a los largo de los años.
- Para toda la vida. Ser nombrado padrino es un honor pero también, una responsabilidad. Deben elegir personas que estén dispuestas a aceptarla con gusto y que estén dispuestos a formar parte importante de la vida de tu hijo.
- Sin ofenderse. Algunas personas cercanas a ti esperarán ser padrinos de tus hijos, pero no podrás elegirlas a todas. Otras, por alguna razón, no querrán asumir esa responsabilidad. Los adultos debemos tener en cuenta que no se trata de una decisión fácil y respetar los deseos de las demás personas sin tomarlo como algo personal. 

Te pareció útil este artículo?

0

Personas consideran que este artículo les sirvió

Cuéntame lo que piensas