text.skipToContent text.skipToNavigation
Cómo hablar con tus hijos de la pubertad

26.06.2019

  • Hijos
El mejor momento para hablar con tus hijos sobre la pubertad, es antes de que empiecen a vivir esta etapa. Debes conversar con ellos sobre los cambios físicos y emocionales que empezarán a experimentar, para que se preparen y absuelvan sus dudas.
La pubertad no tiene una edad fija para su inicio, suele ocurrir entre los 10 y 14 años en las niñas y entre los 12 y 16 en los niños. Así que si tienes un hijo que está dejando de ser niño, debes explicarle que su cuerpo empezará a pasar por ciertos cambios que son parte del proceso para convertirse en adulto. Las niñas empezarán a lucir como mujeres: les crecerán los senos y empezará a salir vello donde antes no tenían, y los niños, empezarán a lucir como hombres: su voz se hará más gruesa y les saldrá barba y vello en zonas donde antes no tenían.

Es importante que les expliques a tus hijos que todos pasamos por estos cambios. Cuéntales sobre las transformaciones que van a producirse en sus cuerpos y asegúrate de que les quede claro que si tienen alguna duda o miedo sobre algo, pueden conversar contigo sobre eso. Ten en cuenta estas recomendaciones cuando converses con ellos:
  • No les des una clase de biología. Es importante que te informes bien para no caer en falsos mitos que podrían darles una información incorrecta, pero no les des una clase de biología porque eso lo tendrán ya el colegio. Aprovecha que confían en ti y dales una explicación amena y cercana.
  • Utiliza el humor. Para quitarle lo serio al tema, utiliza el humor, pero ten mucho cuidado de no ridiculizar nada porque lo que les estás contando es muy importante. Una buena forma de introducir el humor es compartiendo con ellos alguna anécdota de algo que te sucedió a ti o a alguien a quien conoces sobre cualquier aspecto relacionado con la pubertad: los cambios de voz y un "gallo" inoportuno o las anécdotas con las primeras veces que usaste sostén.
  • Intenta resolver todas sus dudas y miedos. Hay una serie de cuestiones que les preocupan a casi todos los niños y las niñas. En el caso de las niñas, suelen ser: su primera menstruación, si tienen los senos demasiado grandes o demasiado pequeños y la aparición de vello corporal, etc. En el caso de los niños, sus preocupaciones son sobre las eyaculaciones nocturnas, el tamaño del pene y también, si tienen demasiado o muy poco vello corporal. Deberás hablar con tus hijos sobre todo esto, pues es la única forma de eliminar sus miedos.
  • No esperes a que pregunten. Es mejor buscar un buen momento para hablar con ellos y no esperar a que ellos pregunten. Algunos probablemente nunca se animen a preguntar, pero eso no significa que no tengan interés.

Recuerda que lo principal es que seas muy honesta y cercana durante la conversación. Así, tus hijos verán tu interés en relacionarte con ellos y sus cambios. ¡Suerte!

Te pareció útil este artículo?

0

Personas consideran que este artículo les sirvió

Cuéntame lo que piensas