text.skipToContent text.skipToNavigation
Cómo reconectar la mente en días difíciles

28.06.2019

  • Autoayuda
Hoy tuve un día de esos. Estaba realmente abrumada por todas mis tareas pendientes y, por tratar de hacerlas todas a la vez, no hice bien ni una. Al final, ¡me sentí peor! Terminé agotada y angustiada.
Felizmente, me llamó una buena amiga, a quien admiro por la serenidad que la caracteriza. Le conté lo que me había pasado ¡y me mandó a dibujar! "Si tus pensamientos van y vienen y tratas de concentrarte pero no lo consigues, es porque tu cerebro no está en orden y necesitas un poco de ayuda. El dibujo, la pintura y las actividades manuales te ayudarán a comunicarte contigo misma. Son de las mejores opciones que conozco para liberarte de todas esas cosas que no dejan en paz tu cabeza", me dijo.

Ella me recomendó que siga los consejos de la psicóloga y arte terapeuta Victoria Nazarevich, quien explica que pintar o dibujar permite conectar con nuestro interior, crear nuestra realidad y olvidarnos de las cargas que la mente crea sin exigencias, imposiciones ni auto juicios como: "debo calmarme", "tengo que cambiar mi forma de ser o pensar", "así no puedo seguir", etc. 

La manera más fácil de liberar la mente y recuperar el equilibrio psico - físico - emocional es tomar una hoja de papel y un lápiz y empezar a dibujar. Poco tiempo después de hacerlo sentirás armonía y tranquilidad. Hazlo cuando tengas un día difícil y tus pensamientos te llenen de dudas, miedos, tensiones, preocupaciones o frustraciones. El secreto está en saber qué dibujar para cada situación, aquí te lo cuento:

  • Si estás cansada, dibuja flores.
  • Si estás enojada, dibuja líneas.
  • Si estás aburrida, llena una hoja de papel con colores diferentes.
  • Si estás triste, dibuja un arco iris.
  • Si estás tensa, dibuja patrones diferentes.
  • Si necesitas recordar algo, dibuja laberintos.
  • Si estás decepcionada, haz una réplica de una pintura.
  • Si estás desesperada, dibuja caminos.
  • Si necesitas entender algo, dibuja mandalas.
  • Si necesitas restablecer las energías, dibuja paisajes.
  • Si quieres entender tus sentimientos, dibuja un autorretrato.
  • Si es importante recordar tu estado, dibuja manchas de colores.
  • Si necesitas sistematizar tus pensamientos, dibuja celdas o cuadrados.
  • Si quieres entender tus deseos, haz un collage.
  • Si quieres concentrarte en tus pensamientos, dibuja usando puntos.
  • Para encontrar la solución óptima a una situación, dibuja olas y círculos.
  • Si sientes que estás estancada y necesitas seguir adelante, dibuja espirales.
  • Si quieres concentrarte en una meta, dibuja cuadrículas y un blanco.

Y si:

  • Te duele algo, esculpe.
  • Tienes miedo, teje macramé o elabora aplicaciones de telas.
  • Sientes angustia, haz una muñeca de trapo.
  • Estás indignada, rompe el papel en pedazos pequeños.
  • Estás preocupada, practica origami.

¡Inténtalo y cuéntame los resultados!

Cuéntame lo que piensas