text.skipToContent text.skipToNavigation
Consejos para llevar a tu hijo al cine por primera vez

25.06.2019

  • Hijos
Quienes tenemos hijos lo sabemos bien: llevar a nuestros pequeños al cine por primera vez es una experiencia inolvidable. O la pasamos súper bien y disfrutamos juntos del gran momento o todo resulta un gran desastre.
Hemos escuchado muchas historias sobre esta primera vez en el cine. Algunas mamás cuentan orgullosas que su hijo se quedó muy tranquilo y emocionado viendo la película de principio a fin. Otras mamás, cuentan que su hijo no aguantó ni siquiera los primeros minutos de la historia y tuvieron que salir de la sala... ¡Son cosas que pasan cuando tenemos hijos pequeños!
 
Si aún no has llevado a tu hijo al cine, te dejo algunas recomendaciones que te pueden servir para prepararlo para esta gran experiencia:

¿Están listos realmente? 
La edad adecuada para que los niños vayan al cine es entre los 3 o 4 años. Pero, además de la edad, debes tener en cuenta el temperamento y gustos de tu hijo. Algunos niños son más tranquilos que otros y disfrutan desde chiquitos viendo dibujos en la televisión, por lo que ver a sus personajes favoritos en una gran pantalla será una gran experiencia. Otros niños son más inquietos y prefieren otras actividades, y seguro no aguantarán mucho tiempo sentados en la sala de cine. Así que todo depende de cómo sea tu hijo.
Ten en cuenta, también, lo impresionable que es. Ir al cine es meterse en una sala oscura donde hay ruidos fuertes, así que si tu pequeño es muy sensible, se puede asustar. Ver una película en una gran pantalla será una experiencia muy diferente a ver un video en su casa, hasta puede ser abrumador e intimidante. Así que quizá convenga retrasar la visita hasta que tenga una edad en la que pueda comprender cómo funciona una sala de proyección.

Escoge bien la película
Escoge una película con protagonistas que le resulten familiares. Mejor aún, miren juntos los trailers de las películas que están en cartelera y elijan la que verán. Así, podrás preparar a tu hijo con anticipación y recordarle todos los días la gran aventura que les espera el fin de semana. 
También, ten en cuenta la historia. Si nosotros, que somos grandes hemos llorado con El Rey León, ¡imagínate cómo le puede impresionar a un niño tan chiquito! Mejor, antes de ver una película, pregunta cómo es a quienes ya la vieron. 
Y si cuando ya están en el cine, tu hijo se asusta con la película, háblale. Responde sus preguntas y ayúdale a aclarar sus sentimientos. Déjale saber que es normal sentirse triste, enojado o asustado.

Planificación y preparación
Días antes de ir al cine, explícale a tu hijo que van a ir a ver a sus personajes favoritos en un televisor muy grande. 
Cuando llegue el día, antes de entrar a la función, vayan al baño y asegúrate de que tu pequeño no esté cansado ni tenga hambre ni sed.
Llévale agua y un pequeño snack. También, puedes llevar un cojín o pedir uno, la mayoría de cines tienen cojines especiales para que los niños estén cómodos y vean bien la pantalla.
Si necesita ir al baño en el medio de la película o quiere salir un rato y volver a entrar, ¡no te hagas problema!

Lleguen a tiempo
Si es posible, eviten los comerciales y los trailers de otras películas. Los niños menores de 8 años no saben distinguir las diferencias entre los comerciales y la película en sí. Además, muchas veces las promociones de las películas que están por estrenar tienen un volumen más alto y están llenas de imágenes rápidas, lo que puede ser una experiencia un poco aterradora para la primera vez en el cine.

Respeto y tolerancia
Nunca olvidaré la primera vez que llevé a mi hijo al cine. ¡No paró de hablar en toda la película! Pensé que esto le molestaría a la señora que estaba a su costado, pero ella lo entendió y muy amable me dijo: "¡Qué lindo! ¡Está emocionado!" 
Esto me dio mucha tranquilidad, pero la verdad es que a nadie le gusta que lo interrumpan cuando está disfrutando de una película. Para evitar este tipo de problemas, lleva a tu hijo a una función especial para niños, pues en ella habrá muchos niños y adultos en la misma situación que ustedes. 
Y si tu hijo se porta bien pero hay un niño que no lo hace, ponte en el lugar de sus padres y, en lugar de reclamarles, ayúdalos a llevar bien la situación.

Si a pesar de estos consejos, las cosas no salen como planeaste, ¡tranquila! No serán la primera familia que ha dejado la sala de cine a la mitad de la película o entre llantos y gritos. ¡Esas cosas pasan! Si, por otro lado, al terminar la película lo han pasado bien, felicita a tu hijo y prométele volver.

Lo mejor es que nunca obligues a tu niño a enfrentarse a algo para lo que está preparado. Así que si crees que aún no ha llegado el momento de llevarlo al cine, la pueden pasar muy bien disfrutando de las películas en casa. Crea un ambiente tipo cine: baja las cortinas, apaga la luz, prepara un poco de canchita ¡y a disfrutar!
Puedes sorprenderlo con esta canchita dulce de colores. Te aseguro que le va a encantar.
http://www.diariamenteali.com/nota/canchita_dulce_de_colores

Te pareció útil este artículo?

0

Personas consideran que este artículo les sirvió

Cuéntame lo que piensas