text.skipToContent text.skipToNavigation
Consejos para que tu bebé disfrute su paseo en coche

26.06.2019

  • Bebés
Así como dar un paseo es muy beneficioso para nosotros los adultos, a los niños también les resulta muy placentero. Aquí te doy todos los tips para que lo pasen muy bien.
Algunas mamás, cuando tienen que salir de compras o hacer algo en la calle, prefieren dejar a su hijo pequeño en casa, para que no se aburra. ¡Te cuento que es todo lo contrario! Sacar a tu hijo a dar un paseo regularmente fomentará su curiosidad y creatividad. Y esto, lo ayudará a ser más sociable e ir descubriendo el mundo. Si sueles salir a dar un paseo con tu hijo, seguro habrás notado que te pregunta por todos y todo lo que pasa a su alrededor...

Así que cada vez que puedas, saca a tu hijo a dar un paseo en su coche. Llévalo de compras, a dar un paseo por el parque o a visitar a la familia. Un poco de aire fresco les hará muy bien a los dos. 

Si prefieres dejarlo en casa porque has tenido alguna mala experiencia cuando lo llevaste en coche, seguro fue porque tu hijo no se sentía a gusto en él. Sigue estos consejos y verás cómo la próxima vez pasarán muy bien:

La comodidad es muy importante
Si tu hijo no se siente cómodo en su coche, debes descubrir por qué. Revisa el asiento, debe estar bien acolchado y ser adecuado para su tamaño, esto le permitirá un mejor descanso durante el viaje. Además, el coche debe tener espacio suficiente para que le permita estirarse y mover sus manos y pies.

Seguridad ante todo
El coche debe ser tan cómodo como seguro. El arnés de seguridad debe sostener bien el cuerpito de tu bebé. Hay un coche adecuado para cada edad, así que asegúrate de que tu hijo está usando el correcto.

No te olvides de los snacks
Sabemos que cuando uno tiene hambre, se pone de mal humor. Así que cuando salgas de paseo con tu bebé llévale siempre unos snacks. Elige los que se sean fáciles de agarrar, para que los pueda ir comiendo mientras pasea, sin mancharse o hacer algún desastre.
Además de los snacks, es importante que le lleves agua, porque los niños deben hidratarse regularmente, sobre todo cuando hace mucho calor.

Tampoco te olvides de los juguetes
Un pequeño juguete puede ser tu gran salvación. Si tu hijo tiene algún muñeco favorito, llévalo de paseo también. 
 
Siempre bien protegido
Lleva siempre bloqueador y repelente para bebés. Además, ten en cuenta siempre la temperatura. Si hace demasiado calor, es mejor esperar a que pase para salir de paseo, si hace mucho viento, sácalo pero bien abrigadito.

Haz pequeñas paradas
Si tu hijo ya camina, seguro en algún momento le provocará estirar las piernas, especialmente si ha estado sentado mucho rato. Los niños necesitan moverse y gastar energías, y si no lo hace puede ponerse de mal humor. Así que de cuando en cuando haz una parada en un parque o en un lugar seguro para que camine un poco.  

Un tip extra es que lo lleves a dar un paseo antes de la hora de la siesta. A veces, un paseo es ideal para arrullarlo. Eso sí, asegúrate que esté cómodo y que tenga a su alcance lo que necesite para sentirse confortable. Su mantita favorita, por ejemplo. ¡A pasear!


Cuéntame lo que piensas