text.skipToContent text.skipToNavigation
Consejos para que tu viaje a Machu Picchu sea inolvidable

27.06.2019

  • Viajes
Visitar la ciudadela inca es realmente mágico. Pero, si no tomamos precauciones, el clima o la altura nos pueden jugar en contra. Aquí te cuento todo lo que debes tener en cuenta para que disfrutes al máximo de esta experiencia.
Machu Picchu, Patrimonio Cultural de la Humanidad y una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno, es un destino que debemos visitar por lo menos una vez en nuestra vida. ¡Sobran las razones para visitar la mágica ciudadela inca! Aquí te cuento algunas:
http://www.diariamenteali.com/nota/visita_machu_picchu_una_de_las_siete_maravillas_del_mundo_moderno

Te cuento que yo he ido a Machu Picchu un par de veces y, la verdad, es que es una experiencia realmente maravillosa. Sin embargo, si no tomamos precauciones, la altura y el clima nos pueden jugar en contra. Por eso, te dejo unas recomendaciones que te ayudarán a disfrutar al máximo de esta aventura:

Cuidado con el mal de altura
El mal de altura, mal agudo de montaña o soroche se produce cuando estamos a gran altitud. Como nos falta oxígeno, nuestro cuerpo empieza a reaccionar y podemos sentir náuseas, mareos, dolor de cabeza, disnea (ahogo o dificultad para respirar) o letargo (adormecimiento, cansancio, somnolencia profunda).

Aunque estés en perfecto estado físico y de salud, el mal de altura te puede afectar. Por eso, lo más recomendable es que cuando llegues a la ciudad del Cusco, te tomes uno o dos días para aclimatarte y después visites Machu Picchu. Como la ciudad tiene una altura de 3,399 metros sobre el nivel del mar, superior a la de Machu Picchu que se encuentra a 2,430 msnm, una vez que te hayas aclimatado ahí, no tendrías porqué tener problemas con la altitud de la ciudadela inca. De repente podrás sentir que no puedes respirar muy bien, pero el malestar se habrá reducido. Eso sí, si tienes problemas respiratorios o cardiacos, lo mejor es que visites a tu médico antes de viajar para que realice un chequeo de rutina y te dé algunas recomendaciones.

Para prevenir el mal de altura, mantente hidratada y evita las comidas pesadas, como chatarra o grasas, pues en altura la digestión es más lenta. Puedes comer pequeñas porciones de carbohidratos, que son fuente de energía. También, evita hacer un gran esfuerzo físico y el exceso de cafeína, tabaco y alcohol. Cuando estamos en un lugar muy alto, lo mejor es bajar el ritmo, caminar lento, respirando profundamente y sin apuro.

No olvides tomar mate de coca. Es un remedio natural muy popular desde la época de los incas que ayuda a prevenir y aliviar el mal de altura. También, hay unas pastillitas que se pueden comprar sin receta y que es recomendable que las empieces a tomar antes de comenzar a ganar altura.

Protégete del clima
El clima en la ciudad del Cusco es relativamente fresco y muy cambiante. Puede haber un sol radiante y, en minutos, aparece una lluvia torrencial. La temperatura oscila entre los 13 y 15°C, pero en el Valle Sagrado de los Incas, donde está Machu Picchu, bordea los 19°C. En general, la región del Cusco tiene 2 temporadas en el año: la temporada de lluvias y la temporada seca.

La temporada de lluvias va de noviembre a marzo. Es una linda época, porque Cusco se llena de arcoíris y Machu Picchu se viste de su verde más intenso. Las intensas lluvias se dan por lo general en la tarde y, como es verano, los días son cálidos, con temperatura media de 18°C. Si vas a Cusco en esta temporada no olvides llevar ropa impermeable, paraguas y zapatillas que te permitan caminar con seguridad en superficies mojadas y resbalosas.

La temporada seca es de abril a octubre. El clima en esta época es seco, al menos la mayor parte del tiempo, ya que pueden caer lluvias intermitentes en cualquier momento. Los meses junio, julio y agosto son los más secos. Si bien los días son cálidos con una temperatura media entre 17 y 19°C, las noches son más frías y no es raro que la temperatura descienda bajo cero. Así que si vas en esta época del año, no olvides llevar pijamas y ropas de abrigo.

No importa en qué temporada vayas, lleva protector solar y lentes de sol con filtro UV. En nuestro país, el índice de radiación es muy alto y debemos estar siempre protegidas, incluso en días poco soleados. Para proteger tus manos y labios mantenlos humectados, así evitarás que se agrieten. Lleva también, repelente de insectos.

Reserva con anticipación tu entrada a Machu Picchu
Aunque durante la época seca llegan más visitantes que en la época de lluvias, Machu Picchu es un destino turístico tan importante que siempre es recomendable comprar los boletos con anticipación. De lo contrario, puede pasar que llegues a Cusco y ya no encuentres tickets para visitar la ciudadela inca en el día que quieres.

Machu Picchu es un enclave protegido que depende del gobierno peruano, por lo que es a través de ellos que tienes que reservar tus entradas. Puedes hacerlo mediante una agencia o personalmente. Si eliges la segunda opción, ingresa a www.machupicchu.gob.pe para que selecciones el tipo de entrada que prefieres.

Cuando vayas a Machu Picchu, es recomendable que lleves:
- Un pequeño snack y agua. Aunque está prohibido ingresar con alimentos, puedes hidratarte y comer una barrita energética antes de empezar el recorrido.
- Trípode. Si eres aficionado a la fotografía, tomarás las mejores con ayuda de un trípode. 
- Ropa impermeable. No importa la época del año, las lluvias pueden aparecer, así que es mejor ser precavida.
- Sombrero. Si vas en primavera (mes de setiembre) el clima será maravilloso, los paisajes más verdes y habrá menos visitantes que en temporada alta (entre mayo y agosto). Pero también, habrá más sol, así que no olvides de protegerte con un sombrero o gorra.
- Abrigo. Las noches son frías, así que no te olvides de tu ropa más abrigadora.

Tomando en cuenta estas recomendaciones, disfrutarás tu viaje al máximo y nunca olvidarás tu visita a la maravillosa ciudadela inca. ¡No olvides contarme qué tal te fue! 

Cuéntame lo que piensas