text.skipToContent text.skipToNavigation
Crea tu marca personal

26.06.2019

  • Emprendimiento
Para tener éxito, tanto en el ámbito profesional como en el personal, debemos hacer de nosotros nuestro principal producto.
Aquí te cuento cómo puedes construir una marca personal súper atractiva:

1. Conócete bien. Descubre tus valores. Debes tener bien claro ¿Quién eres?, ¿Qué ofreces? ¿Qué te hace diferente? Piensa en ti como tu producto estrella. Analiza honestamente tus puntos fuertes y débiles. Y si hay algo en lo que debes mejorar, pues hazlo.

2. Haz contactos. Tienes que conocer personas que trabajen en tu rubro, ellos podrían convertirse en tus socios, aliados, clientes o amigos. Generar estos vínculos se llama networking. Para hacer contactos, asiste a eventos, ferias, congresos y seminarios. Esto no es una pérdida de tiempo, todo lo contrario, es una inversión importante. 

3. Mantén el contacto. Cuando conozcas a alguien, asegúrate de intercambiar información de contacto como teléfono y email. Acuérdate siempre de los nombres de las personas que conoces y de los detalles importantes, como sus fechas de cumpleaños y las de los aniversarios de sus empresas. Esto hace que te vean como una persona amigable, honesta y que se preocupa por lo demás. Para mantener buenas relaciones con tus contactos, sé abierto y ayuda a quien te necesite siempre que puedas, pero ten cuidado de no ser invasivo.

4. Cuida tu imagen.  Tienes que estar siempre impecable y con una gran sonrisa. Lucir y oler bien en una reunión de trabajo es una muestra de respeto hacia ti mismo y hacia los demás. Aprende a usar prendas que te favorezcan y sean adecuadas para cada ocasión. Con esto, se te verá profesional y esto hará que las personas estén más dispuestas a tomarte en serio.

5. Tu actitud es lo más importante. Sacar adelante un proyecto no es fácil. Por eso, tienes que ser perseverante y no perder nunca el entusiasmo. Si tú no crees en lo que estás haciendo, pues nadie más lo hará.

6. Conviértete en experto. Siempre hay algo que te hace destacar entre los demás. Saca ventaja de eso y conviértete en el mejor. Esto fortalecerá tu reputación y te hará ganar reconocimiento y prestigio. Recuerda que para convertirte en un experto, tienes que mantenerte actualizado y seguir aprendiendo.

7. Tienes que estar en todos lados. Ahora todos buscamos información en internet, así que sí o sí debes estar en el mundo virtual. Si tienes una empresa, debes tener tu página web y redes sociales. 
Por otro lado, los consumidores queremos saber quién está detrás de cada proyecto o empresa, así que tu perfil profesional debe estar actualizado. Asegúrate de que en él aparezcan todos tus logros, tus proyectos, tus principales clientes y todo lo que te presente como un experto en tu área, pues esto incrementa tu credibilidad. En cuanto a tu foto de perfil, es muy importante que elijas cuidadosamente una que demuestre tu personalidad y a la vez se te vea como el profesional que eres.

8. Cuida la información que compartes. Internet es una herramienta accesible, útil y barata que te puede servir para llegar a muchas personas, pero para que te sirva realmente tienes que esforzarte y ser constante. También, tienes que tener cuidado con lo que compartes, recuerda que cualquier contenido inapropiado se paga caro en el mundo digital. Compartir artículos relacionados con tu negocio o escribir tus propios contenidos te ayudará a dar la percepción de que eres una autoridad y conoces bien el tema. Eso sí, si vas a escribir, tu redacción y ortografía deben ser impecables.

9. Deja huella. Más que ser reconocido, busca generar impacto en la sociedad. Algunos empresarios han llegado a convertirse en íconos o líderes de opinión por su altruismo y preocupación por el bienestar de los menos favorecidos. Para dejar huella, debes ser fiel a tus valores, mantener un rumbo firme y defender lo que crees. Debes ser coherente, auténtico, natural y transparente. No puedes tratar de ser alguien que no eres porque eso se nota y genera desconfianza.

10. Nunca pierdas dos cosas: la constancia y la paciencia. Tu marca personal se crea y moldea poco a poco. Invertir en conocimientos y en tu apariencia es algo que no se acaba nunca, pero créeme que dará frutos.

Recuerda que tu marca personal sobrevive a la profesional. Esto quiere decir que aunque tu proyecto o negocio no tenga el éxito que esperas, si creas una buena marca personal, te será más fácil volver a empezar. En pocas palabras: es muy importante que las personas recuerden más al emprendedor que al proyecto. Invertir en tu imagen es asegurarte que nunca te faltarán oportunidades.

Espero haberte ayudado. ¡Éxitos!

Cuéntame lo que piensas