text.skipToContent text.skipToNavigation
Desayunos en familia

25.06.2019

  • Tips
Si hay algo que disfruto mucho son los domingos en familia. Y nada más lindo que empezar el día con un súper desayuno, al estilo de los mejores hoteles internacionales.
¡Me encantan los domingos! Son perfectos para darnos ciertos gustitos y recuperar energía después de una semana agitada. 
Si te provoca hacer algo especial, levántate un poquito más temprano de lo acostumbrado para ir a buscar pan calientito y un poco de fruta, viste la mesa con tu mantel favorito y sorprende a tu familia con un delicioso desayuno.

Te cuento cuáles son los tres principales desayunos que sirven en la mayoría de hoteles del mundo. Puedes inspirarte en ellos y hacerle las variaciones que desees, lo importante es que lo disfruten en familia. 

El desayuno americano
Este desayuno tiene varios nombres, aunque por lo general se le conoce como desayuno americano o desayuno inglés, según el país donde lo sirvan. Cuentan que los primeros desayunos de este tipo se sirvieron en Gran Bretaña, y con la colonización, se difundió en países como Estados Unidos, Canadá y Australia. Así, a través de los años se ha convertido en una referencia para las grandes cadenas de hoteles.
Si quieres preparar un desayuno americano en casa, no debe faltar:
Bebidas tradicionales: café, té o leche y jugos de frutas
Pan o tostadas acompañadas de mermelada o mantequilla
Huevos (revueltos, en tortilla o fritos) y carne/embutidos (salchichas asadas o tocino)
En el desayuno americano típico no faltan los hot cakes, que son una especie de panqueques pequeños y gruesitos a los que se le agrega miel. Tampoco faltan el yogur y cereales.
Con el tiempo, a estos alimentos se han ido sumando productos locales, para ir acorde con los gustos de los consumidores de cada país. Yo, por ejemplo, lo acompañaré de un delicioso tamalito.


El desayuno continental
Es el tipo de desayuno basado en la alimentación mediterránea, muy común en Europa y América Latina. 
Las bebidas que se sirven en el desayuno continental suelen ser café y té, pero en algunos países consumen leche, chocolate o mate. Lo que no debe faltar es un vaso de jugo de una fruta cítrica recién exprimida.
También, debe haber panes y pastelitos acompañados de mermelada y mantequilla. En algunos países incluyen también como opciones de acompañamiento miel y dulce de leche. 
Ultimamente, al desayuno continental tradicional se le ha ido añadiendo embutidos (jamón, salame de milán, pastrami) y quesos. También, yogur, cereales y ensalada de frutas. Se puede decir que se está adaptando poco a poco a la evolución de las costumbres de consumo.


El buffet internacional
Otra de las versiones de desayunos propuestos en las cadenas de hoteles es el buffet, que ofrece casi todo lo que te puedas imaginar en cuanto a platos "tradicionales" de desayunos, como son los huevos, frutas, cereales, panes y pasteles dulces.
Si en tu familia prefieren levantarse más tarde los domingos, lo que puedes hacer es preparar un brunch, que es una comida que nace de la unión de breakfast (desayuno) y lunch (almuerzo). Es decir, no es otra cosa que un súper desayuno buffet que pueden disfrutar desde las 11 o mediodía y que seguramente hará que se queden satisfechos hasta la cena. 
Si te animas por el brunch, puedes tomar como base lo que ofrecen los desayunos americano y continental y preparar platos más elaborados.
Por ejemplo: 
Los huevos pueden ser revueltos, fritos o puedes preparar una tortilla a la que puedes agregarle verduras como champiñones, cebolla blanca y pimientos. 
A los embutidos los puedes acompañar con cortecitos de carne, como asado.
No olvides los panes y las bebidas tradicionales: café, té y leche.

¡A disfrutar!




Cuéntame lo que piensas