text.skipToContent text.skipToNavigation
Ejercicios de autoayuda

28.06.2019

  • Autoayuda
¿Te ha pasado alguna vez que, simplemente, no te sientes bien? Muchas veces somos demasiado exigentes con nosotras mismas, y si no cumplimos con nuestras altas expectativas, nos frustramos y culpamos. Todo esto hiere nuestra autoestima y nos impide disfrutar de las pequeñas grandes cosas de la vida.
Te presento 3 ejercicios que te ayudarán a ver las cosas desde otra perspectiva y así sentirte mejor. Ponlos en práctica y verás cómo todo mejora:

1. Céntrate en lo positivo. Estamos acostumbradas a fijarnos en lo negativo y, muchas veces, hasta lo exageramos, pasando por alto todas aquellas cosas que nos aportan placer y felicidad. Este ejercicio es muy simple, solo tienes que dejar de enfocarte en tus limitaciones, errores y fracasos y centrarte en tus capacidades, éxitos y valores. Te tomará tiempo controlar tus pensamientos negativos, pero poco a poco te liberarás de ellos.

Para hacerte consciente de lo afortunada que eres, todas las noches haz una lista de por lo menos 5 cosas que te hicieron sentir feliz en el día. Puede ser: tomar una taza de tu café favorito, encontrarte en la calle con un amigo al que no veías hace mucho tiempo, recibir un regalo, conseguir un ascenso... No importa si estas cosas son parte de tu rutina o sucedieron inesperadamente, lo importante es que te hayan hecho realmente feliz. Verás que te sobran los motivos para estar agradecida con la vida.

2. Acepta tus emociones negativas. Este es el primer paso para el cambio. Aceptar las emociones significa dejar de negarlas y rechazarlas y tomar conciencia de ellas. No está mal que te sientas triste, molesta o ansiosa. Lo importante es que te des cuenta por qué te sientes así, para que puedas hacer algo al respecto. Para lograrlo, cuando te sientas molesta, triste o ansiosa, simplemente respira profundo y, cuando hayas conseguido cierta quietud, empieza a examinar lo que sientes. Te puedes hacer preguntas como ¿Cómo me siento ahora mismo? ¿Por qué me siento así? ¿Qué puedo hacer para solucionar este conflicto que me está molestando? Luego, con mucha serenidad, evalúa las opciones en tu mente. Trata de aclarar el panorama para que sepas qué es lo que puedes hacer para solucionar lo que te angustia.

Probablemente no encuentres la respuesta inmediatamente, pero al darte cuenta de qué es lo que te molesta, tendrás todo más claro y podrás "aislar" el problema y no dejar que te arruine el día. Conseguirás estar tranquila y las respuestas irán llegando a ti.

3. ¡Ríete! Ríete todo lo que puedas. Reírse es la mejor terapia. Cuando lo hacemos liberamos endorfinas, que actúan como un analgésico. Así que hacerlo todos los días, durante unos minutos, nos ayudará a aliviar nuestros dolores. Puedes hacerlo sola, leyendo o viendo alguna comedia, o llamar a esas amigas que siempre están ahí para ti y con las que siempre la pasas bien. 

Haz estos 3 ejercicios todos los días y te sentirás más relajada y feliz. Si no los quieres hacer todos los días, hazlos cada vez que te provoque. Lo importante es que no los sientas como una obligación sino que realmente los disfrutes. 

¡Créeme que funcionan! Inténtalo y me cuentas qué tal te fue.










Cuéntame lo que piensas