text.skipToContent text.skipToNavigation
El toque rústico en la decoración

05.07.2019

  • Decoración
El objetivo del estilo rústico es lograr un ambiente relajado, campestre y tradicional, que gire en torno a la naturaleza. ¡Me encanta!
Dentro del estilo rústico se pueden distinguir varias tendencias: mediterránea, colonial y country, pero todas comparten el objetivo de conseguir una atmósfera tranquila que esté en armonía con la naturaleza. Aquí te cuento qué es lo que debes hacer si quieres darle el toque rústico a cualquier espacio.

Materiales y muebles
Los materiales que se usan en este tipo de decoración son la madera, la piedra, el barro y las fibras naturales. Las fibras naturales como el hilo, el algodón, la lana o el lino, se utilizan en alfombras y cortinas de estampado liso. Los sofás y otros muebles pueden incluir estampados naturales como los florales.

El barro y la piedra también son típicos de este estilo, al igual que el bambú, el mimbre y el alambre. Procura utilizar objetos decorativos hechos en estos materiales para conseguir ese efecto rural que buscas. No pueden faltar las plantas, que servirán para adornar mesas, ventanas, muebles y rincones. Por otro lado, el hierro forjado será la mejor opción para cabeceros, lámparas y espejos.

Una opción para las paredes es la piedra o la madera. Las vigas de madera son un recurso muy utilizado y muy característico de este estilo.

Para conseguir un aire rústico de verdad hay que recurrir a los muebles artesanales, ideal si son hechos de madera. El pino es muy utilizado pues proporciona solidez y fuerza. 
Cualquier mesa de madera será ideal. La gran ventaja del estilo rústico es que los muebles reciclados funcionan muy bien.  Las mesas auxiliares de cajones y las alacenas de madera con puertas de cristal son elementos muy comunes en un espacio rústico, pero la chimenea es, sin duda, la gran protagonista. Si tienes opción de tener una, ¡maravilloso!

Adornos
Para vestir las paredes utiliza cuadros de paisajes o fotografías de familia que transmitan humanidad y personalidad.
En la cocina, la vajilla tradicional de cerámica y los cucharones de madera servirán de elementos decorativos.
Las flores van súper bien con este estilo, así que no dudes en poner unos cuantos floreros que alegren tu hogar. Los puedes hacer con botellas recicladas. 
Otra idea que me pareció súper simpática, es usar una vieja escalera de madera para usarla como estante para la sala. En ella puedes poner desde tu vajilla como cuadros, flores, velas. 

Uso de telas
Los estampados de flores son un gran aliado del estilo rústico. Úsalas en tus cubrecamas, frazadas, cortinas, manteles. Eso sí, no abuses de los colores muy fuertes ya que podría hacer que los espacios se vean muy recargados. 

Colores
Los colores más adecuados son aquellos que se inspiran en la naturaleza: los azules del cielo y del mar, los marrones de la tierra, los verdes de los árboles... En este tipo de decoración, predominan los colores cálidos que, si son fuertes, se complementan perfectamente con las maderas más claras.

¡Un tip extra!
En este tipo de decoración la abundancia de adornos y complementos pueden recargar el espacio, por lo que debes procurar buscar un equilibrio para no romper el efecto de relajación y tranquilidad que se desea transmitir. Busca la simpleza y el orden.

No dudes en dejar volar tu imaginación, este estilo es fácil de lograr con ingenio y unos cuantos muebles antiguos. 
Aquí te dejo algunas ideas:







Te pareció útil este artículo?

0

Personas consideran que este artículo les sirvió

Cuéntame lo que piensas