text.skipToContent text.skipToNavigation
Elige la plancha ideal

05.07.2019

  • Planchado
Planchar es una de las tareas que muy pocas mujeres disfrutamos. Sin embargo, tener una plancha adecuada puede hacerla menos tediosa y puedo decir que hasta gratificante. Por lo menos a mí, me pone muy feliz ver la ropa sin una sola arruga. ¡Estoy segura que a ti también!
Existen planchas para todos los presupuestos y necesidades. Podemos encontrar de diferentes tamaños, desde pequeñas y portátiles, ideales para viajar; hasta las profesionales que son más grandes y muy útiles para quienes buscan un acabado perfecto, como los modistas y sastres.

Felizmente, la plancha ha evolucionado a través del tiempo. Las primeras planchas eran de hierro y pesaban mucho. Actualmente, existen modelos muy completos que incluyen emisión de vapor, planchado vertical, planchado en seco y otras funciones como ajuste de temperatura de acuerdo al material que vamos a planchar. Además, la mayoría de planchas modernas disponen de mecanismos de seguridad como el apagado automático, por si se deja demasiado tiempo inmóvil en posición horizontal; el sistema antigoteo automático, para que no gotee en posición de vapor o de rociado con pulverizador y así evitar que las prendas se empapen en exceso; protección contra sobrecalentamiento, y piloto luminoso de funcionamiento que se enciende al enchufar la plancha y se apaga cuando llega a la temperatura ideal.

Muchos modelos, también, cuentan con recubrimientos cerámicos o antiadherentes en su suela, lo que mejora su deslizamiento y evita que el tejido que se va a planchar se queme o se pegue. Esto, además de cuidar la ropa, permite darle un acabado impecable. Muchas planchas traen suela antibrillo para planchar la ropa oscura sin estropearla. 

Cuando vayas a comprar una plancha, fíjate especialmente en su facilidad de uso. Asegúrate que te sientas cómoda con el mango y con el peso de la plancha, que sea fácil de manejar. La suela debe tener forma ergonómica y acabar en punta aguda para acceder a zonas difíciles y facilitar el planchado de los botones.
Elige una de acuerdo a tus necesidades:

  • Planchas básicas: La plancha más básica tiene una placa de base de metal y un dial para controlar la temperatura. El problema está en que necesitarás comprar a menudo un spray de almidón para lograr el planchado perfecto.
  • De vapor: Estos modelos incluyen un pequeño depósito de agua, que al calentarse sale en forma de vapor por las perforaciones de la suela de la plancha. Esto facilita el planchado, pues ayuda a alisar las arrugas persistentes. También, puede contar con la función de ráfaga de vapor, que consiste en dejar salir súbitamente una gran cantidad de vapor con tan solo oprimir un botón. Esto permite planchar prendas delicadas únicamente con el vapor, sin necesidad de tocarlas con la plancha. 
  • Planchas de vapor con vapor vertical: Esta plancha produce vapor como una plancha de vapor estándar, pero puede también producirlo de manera vertical. Esto permite ofrecer una alternativa rápida al planchado tradicional y resulta de gran utilidad para los retoques rápidos de las prendas que ya están planchadas. Este modelo cuesta un poco más, pero si trabajas en producción, fotografía o moda, por ejemplo, y sabes que lo vas a usar a menudo, es una excelente inversión por el tiempo que te ahorrará.
  • Planchas de viaje: Son más pequeñas y ligeras que las planchas estándar. Algunas tienen como beneficio extra que son inalámbricas y de vapor. Si viajas con frecuencia, una de estas planchas es más que útil. 

Cuéntame lo que piensas