text.skipToContent text.skipToNavigation
Emprender desde casa

28.06.2019

  • Emprendimiento
¿Trabajas en tu casa? Mi amiga Patricia Arata nos da ideas para lograr que nuestros hijos respeten nuestro tiempo y espacio de trabajo. Mira el post que preparó para nosotras.
Una de las  tareas más difíciles de emprender desde casa es hacer que nuestros hijos aprendan a respetar nuestro espacio de trabajo y nuestro tiempo.

Las mujeres normalmente queremos hacerlo todo y hacemos varias actividades a la vez con éxito. Sin embargo, cuando se trata de delimitar nuestro espacio de trabajo en casa y enseñarles a los niños a respetar nuestro tiempo de trabajo nos cuesta mucho hacerlo bien.

El primer paso es entender que este tema de la calidad más que la cantidad no es un cliché, es verdad. Es mejor que dediquemos 30 minutos (sin teléfonos, computadoras etc) a jugar con nuestros hijos, a que estemos 3 horas armando bloques con ellos mientras revisamos desde el teléfono los correos, contestamos llamadas de clientes, etc., lo cual significa entonces que no estamos jugando al 100% con ellos.

De nada nos sirve hacerles entender que no deben interrumpirnos mientras trabajamos si nosotras no sabemos respetar el tiempo de calidad con ellos. Los niños necesitan consistencia en nuestros actos para entender el mensaje que queremos darles.

Lo segundo que me ayudó a mí para que mis pequeñas sepan identificar cuál era el tiempo de mamá trabajando, fue idearme un método visual que ellas pudieran identificar y asociar con "MAMI TRABAJANDO" y aquí les doy varias ideas (esto es para niños al menos de 2 años a más).



  




Tenemos que tener paciencia. Toma un tiempo que nuestros hijos se acostumbren a respetar nuestros espacios de trabajo y todo esto que hacemos tiene que ir acompañado de un cuadro de incentivos para ellos. ¿Alguna vez hicieron uno? Seguro varias mamis ya saben como son, hay varios métodos a utilizar como poner stickers cada día que ellos lo hagan bien, decirles que cada 5 stickers tendrán una pequeña recompensa, etc.
Los premios no tienen que ser juguetes. Pueden ser desde 1 tarjetita que diga 20 minutos de maquillar a mamá hasta, 1 chocolatito, una ida al parque, etc. ¡Sean imaginativas!

Les dejo, también, este ejemplo de estas ingeniosas tablitas que encontré, las venden en las librerías y son marrones. Aquí las han pintado, decorado y han impreso con sus nombres una hoja con recuadros en blanco. Para los stickers o lo que fueran a utilizar para pegar día a día visiten las librerías y podrán encontrar círculos de goma eva o foam también ayudan y se van pegando 1 por día de la semana.




Estoy segura que estas ideas les ayudarán, son económicas, creativas y con un poco de paciencia  y constancia lo lograrán! Recuerdo que fue lo mejor que pude hacer cuando mis princesas eran más pequeñitas.  

Cuéntame lo que piensas