text.skipToContent text.skipToNavigation
En el Día Universal del Niño, recordemos sus derechos

27.06.2019

  • Familia
Aunque pueden parecernos obvios, los derechos de los niños no se respetan en todo el mundo. ¡Renovemos nuestro compromiso de trabajar por ellos!
Hoy celebramos el Día Universal del Niño. El 20 de noviembre de 1959 se aprobó por unanimidad la Declaración de los Derechos Universales de los Niños. La Convención fue validada por las Naciones Unidas y tiene validez en todo el mundo.

Y, aunque algunos derechos pueden parecernos obvios, la verdad es que no se respetan en todo el mundo. Vemos que hay países en guerra en los que el derecho a la vida de los niños no está garantizado, países en donde los niños no tienen hogar y duermen en la calle, y muchos lugares en donde los niños mueren de hambre.

Aprovechemos este importante día para recordarle al mundo los derechos de los niños y la importancia de trabajar por ellos, especialmente por los más desfavorecidos. Recordemos que ellos son indefensos, el grupo más vulnerable, los que más sufren las crisis y problemas del mundo.

Es nuestra responsabilidad garantizar su bienestar y desarrollo. Todos los niños deben disfrutar de estos derechos sin excepción alguna ni distinción o discriminación por motivos de raza, color, sexo, idioma, religión, opiniones políticas o de otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento u otra condición, ya sea del propio niño o de su familia.

Aquí tienes una recopilación con los principales Derechos de los niños. ¡Conócelos y difúndelos!

Derechos Universales de los niños:

Derecho a la vida
Los niños deben ser protegidos, tener oportunidades y servicios para que puedan desarrollarse física, mental, moral, espiritual y socialmente en forma saludable y normal, así como en condiciones de libertad y dignidad.

Derecho a tener un hogar 
Los niños tienen derecho a tener una vivienda en la que puedan protegerse del frío y crecer en familia.

Derecho a crecer en una familia
Para el pleno desarrollo de su personalidad, los niños necesitan amor y protección. Deben crecer bajo la responsabilidad de sus padres y en un ambiente de afecto, seguridad moral y material. 

Derecho a la salud
Todos los niños tienen derecho al bienestar físico, mental y social. Se debe cuidar su salud, especialmente de lo que son más vulnerables a las enfermedades.

Derecho al buen trato
Todos los niños deben ser tratados de la misma forma, sin ser discriminados por su raza, religión o nacionalidad, se encuentren en el país que se encuentren.

Derecho a recibir cuidados especiales
Los niños deberán recibir tratamiento y educación especiales, cuando su condición y situación particular lo requiera. Todos los niños que tengan algún impedimento o dificultad física o mental deberán recibir atención especializada. 

Derecho a jugar
Todos los niños tienen derecho a divertirse. A disfrutar plenamente de juegos y recreaciones, los cuales deben estar orientados hacia los fines perseguidos por la educación. La sociedad y las autoridades públicas se esforzarán por promover el goce de este derecho.

Derecho a la alimentación
La buena alimentación es un factor clave en el crecimiento de los niños. Tienen derecho a no pasar hambre ni sufrir desnutrición, para que puedan crecer y desarrollarse sanos.

Derecho a la educación
El Estado debe garantizar el acceso de los niños a una educación que favorezca su cultura general y les permita, en condiciones de igualdad de oportunidades, desarrollar sus aptitudes y su juicio individual, su sentido de responsabilidad moral y social, y llegar miembros útiles de la sociedad. 

Derecho a un nombre y una nacionalidad
Todo niño debe ser registrado inmediatamente después de su nacimiento. Los padres tienen la obligación de informar el nombre, el apellido y la fecha de nacimiento del recién nacido.
Derecho a no trabajar
El niño debe ser protegido contra toda forma de abandono, crueldad y explotación. No será objeto de ningún tipo de trata y no deberá permitirse al niño trabajar antes de una edad mínima adecuada.

Todos los niños deben, en todas las circunstancias, ser los primeros en recibir protección y socorro. ¡Cuidémoslos!
 


Te pareció útil este artículo?

0

Personas consideran que este artículo les sirvió

Cuéntame lo que piensas