text.skipToContent text.skipToNavigation
Enojo en los niños, soluciónalo sin perder la calma

04.09.2019

  • Hijos
A veces uno simplemente se molesta. Hoy me pasó a mí, y calmarme me tomó más tiempo del usual. Felizmente, con los años he aprendido que si estoy de mal humor, debo hacer algo para cambiarlo y rápido.
Liberarnos del enojo, eso es algo que debemos reforzar en nuestros hijos, y desde pequeños. Porque sí, es necesario liberar esa energía.

Leí estos pasos que me ayudaron mucho con mis hijos, aquí te los comparto:

Tomarse un descanso. 
Está bien alejarse de una situación conflictiva para evitar un arranque de enojo. Al moverse a otra parte de la casa o al parque, el niño puede obtener algo de espacio y trabajar en calmarse.

Liberarse del enojo sin molestar a nadie. 
Para que se desahogue, puedes sugerirle que haga alguna actividad como: dar algunos saltos abriendo y cerrando las piernas, bailar en su dormitorio, salir al parque a correr un poco, etc. Otra alternativa es que escriba o haga un dibujo acerca de lo que le molesta tanto.

Aprender a cambiar de estado de ánimo. 
Debes explicarle que para calmarse, es necesario que deje de pensar en la persona o situación que ocasionó ese enojo. Para ayudarlo a que intente controlar su humor, anímalo a dar un paseo, andar en bicicleta, jugar, leer un libro o escuchar una canción. Hagan algunas de estas cosas juntos para que ambos experimenten cómo hacer algo diferente puede cambiar la forma en que se siente una persona.

Te pareció útil este artículo?

0

Personas consideran que este artículo les sirvió

Cuéntame lo que piensas