text.skipToContent text.skipToNavigation
Enséñale a tu hijo a pedir disculpas

20.09.2019

  • Hijos
Pedir disculpas significa que nos hacemos responsables de nuestros actos y de sus consecuencias. Comprender esto desde pequeños, ayudará mucho a tus hijos en sus relaciones personales.
Cuando un niño es muy pequeño no reconoce sus sentimientos. ¡Imagínate entonces lo difícil que es para él entender los sentimientos de otras personas! A veces, los niños se enojan o se ponen tristes y reaccionan impulsivamente. Quienes tenemos más de un hijo lo sabemos bien, en un momento ellos pueden estar muy felices jugando y, de pronto, algo pasa y terminan peleando.

Por eso, es importante que los ayudemos a aprender a reconocer sus emociones desde pequeños. Cada vez que se sientan molestos o tristes, debemos ayudarlos a tranquilizarse y, luego, dejar que se expresen. Escucharlos y animarlos a que nos cuenten sus opiniones e ideas con naturalidad los ayudará mucho en la vida. Es muy importante, también, que les enseñemos que cuando su tristeza o enojo ocasione alguno de estos sentimientos en otra persona, deben ofrecer una disculpa. Así, aprenderán a asumir sus responsabilidades y a ser más empáticos.

¿Cómo lo hacemos? ¡Conversando! Debemos explicarles a nuestros hijos que a ellos no les gustaría recibir el trato que están dando. También, que mediante la disculpa le decimos a la persona afectada que lamentamos el daño que causamos, por más que no lo hayamos hecho a propósito. Es importante que les hagamos entender que las disculpas son una de las herramientas que utilizamos para construir buenas amistades y relaciones. Y que después de disculparse, seguro se van a sentir mejor y  la otra persona también. 

Las disculpas se pueden demostrar de muchas maneras. Tu hijo podrá mostrar su arrepentimiento con palabras, compartiendo un dulce o con un detalle a quien ofendió. Procura no obligarlo a disculparse si esto lo avergüenza, deja que lo haga cuando se sienta preparado. 

El niño que aprende a pedir perdón estará preparado para tener buenas relaciones personales y construir amistades duraderas. Recuerda que la mejor forma de enseñarles algo a nuestros hijos es mediante el ejemplo. Los padres que saben pedir perdón a sus hijos por algún error, serán un gran ejemplo para sus hijos.



Te pareció útil este artículo?

0

Personas consideran que este artículo les sirvió

Cuéntame lo que piensas