text.skipToContent text.skipToNavigation
Evita peleas innecesarias con tu pareja

15.07.2019

  • Pareja
Mi esposo y yo tenemos la costumbre de salir a cenar por lo menos una vez al mes, los dos solos. Así, nos damos un tiempo para conversar y pasar tiempo en pareja.
Cuando mi esposo y yo salimos, tenemos como regla hablar solo de cosas de nosotros, porque de los niños hablamos siempre. Hacer eso nos hace mucho bien y nos sirve para fortalecer nuestra relación.

Y bueno, ayer tuvimos una de esas salidas a cenar. La estábamos pasando muy bien cuando de repente, la pareja de la mesa del costado empezó a discutir. Alzaron la voz, se dijeron cosas hirientes y ella terminó llorando. Fue muy incómodo para ellos y todos los que estábamos cerca. Pocos minutos después, todo volvió a la normalidad. Ellos se tranquilizaron, hablaron en voz baja y siguieron comiendo como si no hubiera pasado nada. 

Me quedé pensando en que las peleas de pareja son normales, inevitables y necesarias. Pasamos tanto tiempo con esa persona que es lógico que en algún momento no estemos de acuerdo o haya malos entendidos. Claro que lo ideal es discutir en privado, porque nadie tiene por qué pasar un mal rato por nuestra culpa.

Lo importante es que nos tomemos un tiempo para tranquilizarnos y luego conversar sobre lo que pasó, para que no vuelva a pasar. Así, la relación se fortalecerá y evitaremos conflictos en el futuro.

Para evitar discusiones innecesarias, los expertos en terapia de parejas recomiendan hacer estas cinco cosas:
  1. Olvidarse del pasado. Nada más inútil que discutir por algo que no tiene solución. Lo mejor es perdonar de corazón y olvidar lo que sucedió. No puedes reclamarle por sus errores pasados como él tampoco puede reclamarte por los tuyos.  
  2. No dejar discusiones abiertas. Para olvidar el pasado es necesario darle un punto final a las peleas. Pedir perdón y perdonar. Que después de conversar los dos se entiendan, lleguen a un acuerdo y se queden tranquilos. 
  3. Aceptar. Estar con una persona implica aceptarla como es, con sus virtudes y defectos. Esperar que tu pareja cambie es la mejor receta para el fracaso. Una cosa es pelear por algo que pasó y otra muy diferente es hacerlo por cómo es tu pareja. Entonces, si no puedes tolerar alguna de sus costumbres debes reflexionar seriamente si es la persona indicada para ti.
  4. Identificar el origen. Date un tiempo para pensar y conocer la verdadera razón de tu enojo. A veces tenemos un mal día y nos desquitamos con la persona que tenemos más cerca o somos menos tolerantes a situaciones que en otro momento no nos hubieran afectado. Piensa si "es él o eres tú".
  5. Hacerte responsable. Todas las peleas son de 2. No eres una víctima de la situación. Debes identificar el origen de tu enojo y tratar de hacer algo al respecto. Debes ser sincera contigo misma y hacerte cargo de la responsabilidad que tienes en cada discusión para tratar de mejorar cada día y tener una relación de pareja sana.
¡Espero te sirvan estos consejos tanto como a mi!

Te pareció útil este artículo?

0

Personas consideran que este artículo les sirvió

Cuéntame lo que piensas