text.skipToContent text.skipToNavigation
Hábitos que contaminan el medio ambiente

25.06.2019

  • Educación
Aunque no lo creas, día a día hacemos cosas que dañan nuestro planeta. Te cuento cuales son para que puedas evitarlas
Te invito a que hoy hagamos un ejercicio muy simple: tomémonos unos segundos antes de hacer cualquier cosa para ponernos a pensar en cómo eso va a afectar a nuestro planeta. Es que nos hemos acostumbrado a hacer cosas que parecen inofensivas pero que si las hacemos todos, todos los días, en poco tiempo le causarán un gran daño.

Te cuento cuales son para que puedas evitarlas:

Soltar globos. Es muy bonito y divertido hacer esto, pero debemos tener en cuenta que cuando los globos se desinflan pueden causar la muerte de peces, aves y animales que viven en el mar o cerca de él, que los confunden con comida.

Desperdiciar agua. En esos minutos en los que dejamos correr el agua de los caños y de la ducha se despercian miles de litros de agua. Recordemos que sin ella no podemos vivir y que es un recurso limitado. ¿La solución? Cerrar la ducha mientras nos enjabonamos y llenar un vaso con agua para enjuagarnos la boca después de lavarnos los dientes. Y, por supuesto, arreglar los inodoros.

Usar aerosoles. Los aerosoles afectan la capa de ozono. La solución es tan fácil como elegir el mismo producto pero en otra presentación.

Tirar chicles al suelo. Los chicles están compuestos en un 80% por plástico y pueden demorar hasta 5 años en desintegrarse. Debemos evitar tirarlos a la calle, pues las aves pueden confundirlos con comida y asfixiarse.

Tirar las colillas de cigarro al suelo.
El filtro de los cigarrillos puede demorar hasta 10 años en degradarse. No los tires ni en la calle ni en la playa, debes hacerlo en el contenedor creado para eso.

Tirar pilas a la basura.
Las pilas tienen un alto contenido de mercurio, uno de los metales más tóxicos que existe. Una pila común puede tardar en degradarse entre 500 y 1000 años y contaminar hasta 3 mil litros de agua, lo que perjudica seriamente a la biosfera marina. Es muy importante que las botemos en los contenedores especiales.

No cortar los anillos de plástico de las bebidas.
Los anillos que se utilizan para sujetar las latas o botellas son un peligro para el medio ambiente cuando se desechan. Además de ser de plástico, por su forma es muy fácil que se atraquen en el pico o en el cuerpo de los animales, lo que les causa la muerte.

Desechar toallitas de bebé y toallas íntimas al inodoro.
Estas llegan casi intactas a las redes de saneamiento. En el camino se deshilachan y se mezclan con otros residuos, dando como resultado grandes atascos y muchos millones invertidos en depuración de aguas.

No uses plástico. Ni bolsas ni cañitas ni empaques. Son prácticos y cómodos, pero todos sabemos lo dañino que es este material para nuestro planeta.

El planeta es de todos y todos debemos protegerlo. ¡Con pequeñas acciones todos los días podremos lograr grandes cambios!

Te pareció útil este artículo?

0

Personas consideran que este artículo les sirvió

Cuéntame lo que piensas