text.skipToContent text.skipToNavigation
Hábitos que te impiden ser productiva

25.07.2019

  • Emprendimiento
A todas nos ha pasado: nos levantamos súper temprano porque tenemos muchas cosas que hacer y, a pesar de eso, cuando llega el final del día no hemos hecho ni la mitad.
Hay días en los que sentimos que hemos hecho muchas cosas, pero cuando revisamos nuestra lista de pendientes nos damos cuenta de que no hemos hecho ni la mitad. ¿Por qué pasa esto? Porque sin darnos cuenta hemos adoptado hábitos que nos vuelven cada vez menos productivas. 

Aquí te cuento cuáles son esas costumbres que sería bueno que dejemos de lado. De repente no del todo, pero podemos hacer el intento a ver qué tal nos va: 

No desayunar en casa. El primer alimento del día es muy importante para que empecemos nuestras actividades con mucha energía, pero si lo postergamos para la hora en que llegamos al trabajo o vamos picando algo por ahí mientras hacemos otras cosas, el efecto no será el mismo. Lo ideal es que disfrutemos en casa de un buen desayuno con alimentos que nos llenan de energía como proteínas (quesos, huevos y yogurt bajo en grasa), cereales integrales, avena y frutas ricas en vitamina C como fresa, kiwi, melón y naranja. 

Aquí te dejo algunas opciones que te encantarán:


Realizar muchas tareas a la vez. Seguro has escuchado que "El que mucho abarca poco aprieta". Diversos especialistas afirman que intentar cumplir con muchas actividades a la vez afecta nuestra productividad, ya que no dedicamos el tiempo y esfuerzo necesarios a cada una. Lo ideal es que nos concentremos en una tarea a la vez. Yo ya lo estoy haciendo y, la verdad, es que avanzo más rápido. ¡Inténtalo tú también!



Sentarte en una mala postura. Además de generar contracturas y dolores de espalda, este mal hábito podría ocasionar mal humor y, por supuesto, ansiedad. Si trabajamos incómodas, vamos a querer salir de donde estemos lo antes posible. Corrigiendo nuestra postura cuidaremos nuestra salud y realizaremos las tareas con más gusto.


Pasar mucho tiempo frente al televisor. Algunos estudios aseguran que ver mucha televisión impide que nuestra mente se desconecte de los estímulos que ha recibido durante el día. Esto, no nos deja descansar y hace que al día siguiente estaremos agotadas y sin energía. Así que, después de un día de mucho trabajo, mejor nos olvidamos de la televisión y nos vamos de frente a dormir.


Usar demasiado las redes sociales. Lo recomendable es no abusar de ellas. Diversos estudios afirman (y seguro te has dado cuenta) que cuando chateamos o navegamos en la web, el tiempo pasa sin que lo notemos. Y es así como sin querer, vamos dejando de lado lo que estábamos haciendo y, además, desgastamos nuestros sentidos frente al celular o computadora. 


Dejando de lado estos hábitos nos volveremos más productivas y lograremos realizar todas nuestras tareas. ¡No olvides contarme qué tal te fue!

Cuéntame lo que piensas