text.skipToContent text.skipToNavigation
Ho'oponopono: el amor cura

28.06.2019

  • Autoayuda
Hoy estuve por la librería y vi un libro que me llamó mucho la atención. No por su tamaño, porque era casi igual a todos, sino porque no pude pronunciar su título. Decía: Ho'oponopono.
¿Quién le pondría a su libro un nombre así?, pensé. Entonces, empecé a darle una hojeada y me encantó. ¿De qué se trata? Ho'oponopono es un método basado en la tradición y creencias hawaianas que permite limpiar todas las memorias y emociones negativas que tenemos en nuestro subconsciente y que hacen que se manifiesten los conflictos.

Parte de la idea de que todos estamos interrelacionados, por lo tanto, conectados energéticamente. Entonces, todo lo que nos pasa es creación nuestra y somos 100% responsables de ello. Esto es difícil de asimilar porque nuestra mente es muy insistente y cuando un problema aparece, tiende a buscar a alguna persona o circunstancia a la cual culpar. Entonces, buscamos fuera de nosotros el origen de nuestros problemas sin darnos cuenta de que la realidad que vivimos es nuestra responsabilidad. 

Ho'oponopono no se enfoca en buscar culpables sino en perdonar. ¿Cómo? Parece difícil pero es muy simple. Cuando estés preocupada, triste, asustada, enojada, etc. por algo que sucedió, debes decir en voz alta o baja, como prefieras:
  • Te amo. Al hacer esto vas hacia las vibraciones altas del amor. "Te amo" transmuta la energía bloqueada (que es el problema) en energía fluyendo.
  • Lo siento. Así le dices a tu interior, al universo, a Dios, que permites esto en tu vida. Cuando dices "lo siento" reconoces que ese algo entró en tu sistema cuerpo / mente.
  • Por favor perdóname. Con esto pides perdón por permitir o atraer esto a tu vida. Al decir "perdóname" no estás pidiendo a Dios que te perdone, le estás pidiendo que te ayude a perdonarte.
  • Gracias. Dar las gracias al universo, a Dios, a tu interior, por limpiar y resolver el problema es una promesa de fe en que todo se resolverá de la mejor manera para todos los involucrados.
Te amo / lo siento / por favor perdóname / gracias
Puedes cambiar el orden de las frases según tu necesidad. Después de hacer esto debes dejar que la divinidad haga su trabajo y no esperar que suceda exactamente lo que quieres que suceda, porque si estás esperando un resultado determinado, estás usando tu mente consciente. Debes liberarte y dejar la respuesta en manos de la divinidad. De pronto, puedes sentirte inspirada a hacer algo o tener una intuición que te guíe... y así, poco a poco irás encontrando las respuestas dentro de ti. 

Podría seguir hablando de esto, porque la verdad es que me encantó. Si te gustó tanto como a mí, te cuento que hay muchos libros que hablan sobre esta técnica. Practícala y me cuentas. ¡Yo haré lo mismo!

Cuéntame lo que piensas