text.skipToContent text.skipToNavigation
Ideas para que los niños coman verduras

27.06.2019

  • Recetas para niños
Todas las mamás sabemos lo importante que es que nuestros hijos aprendan a querer a las verduras. Y todas sabemos también, que esto no es tan fácil como suena.
El mejor truco es incorporarlas poco a poco en sus platos favoritos, para se vayan acostumbrando a su sabor. Después, ya podrán consumirlas solas y crudas, pero para que se vayan acostumbrando a ellas, lo recomendable es servirlas acompañadas.

Comparto contigo algunas ideas de platos que puedes hacer. ¡Verás que no podrán resistirse y comer verduras dejará de ser una pesadilla!

1. Cremas y purés
Puedes prepararles cremas y purés de verduras: de espinaca, espárragos, zapallo, zanahoria, camote, choclo... las opciones son infinitas.

Puedes agregar a las cremas unos cubitos de queso y acompañar los purés con una hamburguesa casera. ¡Les va a encantar!

2. Caldos y sopas
Caldos y sopas de verduras también son una buena opción para que empiecen a quererlas. A la sopa de pollo habitual le puedes agregar un poco de zapallo, unas zanahorias o papas, apio, repollo, habas o la verdura que más les guste y que pueda quedar bien en una sopa.  Agrégales también un poco de pollo sancochado y sus fideos favoritos, pueden ser unos divertidos como los de letras o municiones Don Vittorio. ¡Verás que no dejan nada en el plato!

3. Croquetas y empanaditas
Las croquetas que sueles hacer con jamón, atún o carne pueden llevar también verduras. Puedes intentar agregarles cebolla, zanahoria o espinaca.

Si te animas a hacer empanaditas, puedes incluir en el relleno, además de la cebolla, champiñones, tomates o berenjenas. Puedes hacerlas solo de verduras o añadirles carne, pollo o queso.

4. Rollitos chinos
Los rollitos chinos también son una buena opción para rellenar con verduras. Si tus hijos no los conocen aún, pues es una buena oportunidad para que se los prepares. Puedes hacerlos con las mismas masas que venden para las empanadas. Rellénalos de zanahoria, cebolla, ajo y col picaditas y previamente pasadas por la sartén. También, puedes ponerles carne, pollo o jamón, y  aunque el sabor es más auténtico con el aceite de girasol yo uso de aceite de oliva Primor y también queda muy rico.

5. Hamburguesas
Hacer una hamburguesa de vegetales también es una opción deliciosa y ofrece muchas posibilidades de preparación. Para hacerlas, solo tienes que picar las verduras en trozos muy chiquitos y añadirles huevo y harina.

Si la mezcla queda un poco aguada, puedes dejarla masa en la nevera un rato para que endurezca o puedes echarla a cucharadas en la sartén y darle forma mientras se va friendo. 

6. Y si no las comen, se las pueden tomar
Intenta incorporar alguna verdura a los jugos naturales que les haces a tus hijos. La zanahoria, por ejemplo, queda muy bien con la naranja o el mango. A otras frutas puedes mezclarlas con un poquito de pepino o apio. Tienes que ir probando, para saber qué mezclas quedan bien. No olvides de licuar bien y colar si es necesario, para que no queden las fibras de las frutas o verduras y el jugo sea además de delicioso, fácil de tomar.

Contenido gracias a:

Cuéntame lo que piensas