text.skipToContent text.skipToNavigation
Innovar para hacer crecer tu negocio

28.06.2019

  • Emprendimiento
Si tienes un negocio y quieres mejorar constantemente, debes conocer bien a tus clientes y estar al día de las tendencias en tu rubro. Así, podrás ofrecerles lo que quieren y necesitan.
Las redes sociales nos ayudan a impulsar nuestro negocio, pero también, nos dan tanta información, que si algo no es realmente innovador, no nos llama  la atención y puede pasar desapercibido. Por otro lado, las personas cambiamos constantemente. Hagamos un poquito de memoria y nos daremos cuenta de que nuestros gustos y necesidades no son los mismos que los que teníamos hace algunos años atrás. Según la etapa de la vida en la que nos encontramos, vamos buscando diferentes productos y tenemos preferencia por algunas marcas, pero eso puede cambiar poco tiempo después.

¿Por qué te digo esto? Para que te des cuenta de lo importante que es innovar. Si tienes un negocio y quieres crecer y mejorar constantemente, debes conocer bien a tus clientes y sus necesidades y estar al día de las tendencias en tu rubro, para poder ofrecerles lo que quieren y necesitan.

En el caso de la repostería, la gran ventaja es que los productos que ofreces se consumen todo el año y que siempre traen felicidad. Y es cierto que todos tenemos nuestros postres favoritos que no cambiamos por nada, pero también es verdad que siempre estamos buscando nuevos sabores y texturas. 

Así que no tengas miedo y anímate a innovar. Para eso, hay 3 cosas que debes hacer:
- Desarrollar nuevos productos y mejorar los que ya ofreces. Usa tu creatividad para aprovechar al máximo tus recursos. ¿Te sobró un poco de masa? Piensa qué podrías hacer con eso. ¿Puedes cambiarle la decoración o el relleno a tu keke estrella? ¡Inténtalo!
- Tener una relación cercana con tus clientes. Así sabrás con seguridad qué es lo que les gusta y qué es lo que están buscando y podrás hacer productos hechos a la medida.
- Invertir tiempo y recursos. No hay otra forma de hacerlo. Tu cocina es tu pequeño laboratorio en el que tienes que experimentar. Inténtalo una y varias veces hasta que te salga algo que creas que puede tener buena acogida. 

Para tener éxito debes estar dispuesta a arriesgar y fracasar. Todos los especialistas en innovación están de acuerdo en que el "fracaso" es parte del proceso. Para innovar tienes que experimentar y aunque no siempre te saldrán bien las cosas, puedes estar segura de que toda experiencia será un gran aprendizaje. Y eso, al final, es una inversión, pues ese pequeño "fracaso" te dice por dónde tienes que ir, qué es lo que no debes repetir y qué necesitas mejorar.

Puedes innovar con:

Ingredientes. Anímate y prueba nuevas combinaciones de sabores. Reemplaza algunos ingredientes, mezcla otros y prueba diferentes técnicas con ellos.
Utensilios. Con el tiempo, te vas a ir dando cuenta de que una buena batidora, por ejemplo, te puede ahorrar tiempo y le dará un mejor acabado a tus productos. Mantente al día de las herramientas que necesitas para que tus postres se vean cada vez más profesionales y, cada vez que puedas, invierte en ellas.
Presentación. Prueba diferentes técnicas para decorar tus postres. Hazlos en nuevos tamaños y con diferentes moldes. Recuerda que es muy importante que tengan buen sabor, pero también, es muy importante que "jalen el ojo". El empaquetado es importante también. Puedes hacer bolsitas, cajitas, y lo que sea que necesites para entregar tus productos.
Atención al público. Tus clientes son muy especiales, así que trátalos como tal. Te doy un tip: siempre dales más de lo que te piden. Por ejemplo, si un cliente te pide una torta para un cumpleaños, puedes llevarle, además, una cajita de alfajores, por ejemplo. Así, van probando todos los productos que ofreces y vas creando una relación más cercana con ellos.

Te dejo algunas recomendaciones:

- La calidad es muy importante. Pase lo que pase, tus productos siempre deben estar frescos y deliciosos. Mantenlos en refrigeración o en un lugar que tenga las condiciones necesarias para que se mantengan en buen estado.
- Atención siempre a las tendencias. En este rubro, los detalles son especialmente importantes. Mantente al día sobre lo que está de moda, para que no se te escape nada.
- Innovar, pero nunca tanto. Hay cosas para las que tus clientes probablemente no estén preparados. Puedes arriesgarte y ofrecerles algo completamente nuevo para ellos, pero siempre teniendo claro que puede funcionar, como no.
- Dale un giro a la tradición. Prueba nuevas maneras de disfrutar los sabores familiares. Por ejemplo, puedes hacer un alfajor o un keke al estilo doña Pepa o hacer una torta de Suspiro de limeña. ¡Deja volar tu imaginación!
- Recuerda que vendes experiencias. Una torta siempre acompañará un momento especial. Hazla con el mismo cariño con el que será compartida. ¡Recuerda que tus sentimientos se transmiten mientras cocinas!

No necesitas tener una gran empresa para animarte a innovar. Si recién empiezas, puedes realizar los cambios con más facilidad y rapidez. ¡Atrévete a experimentar!

Cuéntame lo que piensas