text.skipToContent text.skipToNavigation
La importancia de los detalles

26.06.2019

  • Bienestar
Mi abuela siempre me decía: “Los grandes corazones se conocen con los pequeños detalles”. ¡Y sí que tenía razón! Ella me enseñó la importancia de esas pequeñas grandes cosas que no nos cuestan mucho pero hacen mucho más feliz la vida de quienes nos rodean y de nosotros también.
A todos nos gusta sentirnos queridos y valorados. Son muchas las personas que queremos, pero a veces, con todo lo que tenemos que hacer todos los días, nos olvidamos de decirles lo importantes que son en nuestras vidas.

A esas esas personas que nos cuidan, nos sostienen, nos acompañan y nos dan su cariño incondicional debemos manifestarles nuestro amor y agradecimiento con detalles. Pequeñas cosas que podemos hacer todos los días y que les demuestran lo importante que son para nosotros. 

Son esos pequeños detalles los que crean lazos duraderos con quienes amamos y hacen inolvidables muchos momentos. Seguro recuerdas cuando estabas enferma y tu mejor amiga te preparó el almuerzo, cuando vino tu hijo con su primera tarjeta hecha por él, cuando tu esposo te trajo flores sin necesidad de que sea un día especial o cuando alguien te llamó a saludarte solo porque se acordó de ti... Nunca olvidaremos cómo esas personas nos hicieron sentir y esas emociones se quedan en nuestros corazones para siempre.

Esos detalles son los que realmente importan, porque demuestran a quienes queremos que conocemos lo que les gusta y estamos conectamos emocionalmente. No necesitamos gastar dinero, las cosas que más importan no cuestan mucho. Aquí te dejo unas ideas:

Notitas. Deja mensajitos en la lonchera, en la maleta de viaje, en la agenda, debajo de la almohada... Una frase cariñosa o divertida puede alegrarle mucho el día a quien la reciba.
Fotos. Tómate muchas fotos con tus seres queridos e imprímelas. Puedes hacer tú misma unos lindos marcos y regalarle a quienes aparecen en la foto.
Flores. No solo a las mujeres nos gustan las flores. Sorprende a quien más quieres con un lindo detalle floral.
Dulces. ¿A quién no le gustaría encontrar su postre favorito en la lonchera? Un dulce detalle siempre viene bien.
Comida.  Prepara a quienes más quieres un riquísimo desayuno o su plato favorito. Cocinar es un gran acto de amor.
Sonrisas. No cuestan nada y tienen mucho poder. ¡Compruébalo!
Halagos. Dile a alguien lo bien que le queda su nuevo corte de pelo, lo feliz que se le ve o lo bien que hizo su trabajo.
Atención. Escucha de verdad, con interés. Cuando estés conversando con alguien, deja de lado el celular y préstale toda tu atención.
Algo especial. Envíale a alguien un artículo que leíste y pensaste que le podría interesar, invítalo a dar un paseo el fin de semana, llévalo al cine a ver una película de su género favorito, etc.

Y por supuesto, un beso inesperado y un abrazo, siempre serán bien recibidos. Nunca está de más demostrarle nuestro cariño a quienes más queremos. 

Cuéntame lo que piensas