text.skipToContent text.skipToNavigation
Nunca es tarde para estudiar

20.09.2019

  • Emprendimiento
Ayer me reuní con mis amigas del colegio. Es divertido, porque cada vez que nos vemos, alguna de nosotras sorprende a las demás con una noticia inesperada. Esta vez, una gran amiga nos contó que quiere entrar a la universidad.
Ella no pudo hacerlo cuando salió del colegio porque tuvo que empezar a trabajar. Algunos años después tuvo a su primer hijo, dos años después al segundo y así fue postergando su sueño de convertirse en psicóloga.
Algunas amigas del grupo le dijeron que estaba loca, que con un esposo y dos niños pequeños no le quedará tiempo para estudiar. "No sabes lo que es", le dijeron, y ella respondió: "No lo sé, pero quiero saberlo". Así, las dejó sin argumentos y terminaron apoyándola. Yo estoy muy feliz por ella y orgullosa. Hay que ser realmente valiente para lanzarse a hacer algo nuevo que va a significar muchas horas de trabajo y sacrificio.

Si tu caso es parecido al de mi amiga y no pudiste estudiar porque tuviste que trabajar desde muy joven, ahora es el momento. 
La gran ventaja es que a medida que te haces adulto, te vuelves más seguro de lo que realmente quieres, de cuáles son tus intereses. La edad es lo que menos importa. No hay nada que haga sentir más realizado a un ser humano que su continuo esfuerzo por superarse. Aprender algo nuevo es justamente eso, aspirar a convertirse en alguien aún mejor.

Para volver a las aulas, lo único que necesitas es entusiasmo.  Si aún no te convencí, te dejo algunas razones por las que creo que deberías animarte a volver a las aulas:

  1. Mejorarás tu currículum. Si estás en busca de mejorar tu situación laboral y económica, el mercado laboral ofrece más y mejores oportunidades para los que tienen un título. Además, que te esfuerces por mejorar, habla muy bien de ti.
  2. Experimentarás algo nuevo. Tendrás nuevas experiencias que te enriquecerán.
  3. Ampliarás tu red de contactos. En la universidad conocerás nuevas personas que te ayudarán a impulsar tu carrera y que pueden convertirse en grandes amigos.
  4. Mejorarás tu autoestima: Al darte cuenta de que eres capaz de lograr todo lo que te propones, te sentirás renovada, valorarás tu esfuerzo y mejorarás tu autoestima. Estarás preparada y motivada para asumir retos mayores.
  5. Superarás tus miedos. Si te resulta intimidante estudiar con gente más joven, tienes miedo a no encajar o no poder seguirles el ritmo, te darás cuenta de lo gratificante que es compartir momentos con personas diferentes, que ven la vida de otra manera. Será como una inyección de energía.
  6. Darás un buen ejemplo. Inspirarás a otras a personas a animarse y perseguir sus sueños.
  7. Aumentarás tus capacidades mentales. Nuestro cerebro está programado para recibir información. Si mantienes tu mente activa no solo aumentarás tus capacidades, sino que también retrasarás el proceso de envejecimiento.
¡Decídete y consigue alcanzar tu sueño!

Te pareció útil este artículo?

0

Personas consideran que este artículo les sirvió

Cuéntame lo que piensas