text.skipToContent text.skipToNavigation
Recomendaciones para lavar las prendas según su tejido

26.06.2019

  • Lavado
Todas hemos echado a perder alguna prenda por no seguir las indicaciones de lavado y secado. A mí me pasó: hace tiempo, por ahorrarme unos minutos, no clasifiqué la ropa antes de meterla a la lavadora y malogré una de mis blusas favoritas. ¡Me molesté tanto que aprendí la lección!
Por eso, ahora me tomo el tiempo de leer las etiquetas y clasificar la ropa para saber qué tipo de cuidado necesita cada una. Es más, hice una pequeña ayuda memoria que colgué en mi lavandería y ahora comparto contigo:

Algodón. Se lava sin problemas en la lavadora, siempre evitando altas temperaturas. Si son prendas delicadas es preferible lavarlas con agua fría.

Lino. Se debe lavar siempre a mano, evitando temperaturas altas y nunca centrifugarse. A menos que esté mezclado con otras fibras, tiende a arrugarse naturalmente. 

Lana. Es recomendable lavarla en seco para mantener la textura, el tamaño y la forma de la prenda. Otra opción es a mano y con agua fría (35 C como máximo), con un producto especial para lana o fibras delicadas. Las chompas y otras prendas tejidas se escurren envueltas en una toalla, sin apretar demasiado, y se dejan secar al aire sobre una superficie horizontal, preferentemente con ventilación debajo. Yo siempre lo hago sobre el tendedero vertical que tengo en casa.

Seda. Las prendas de seda se dividen en dos grandes grupos a la hora de su cuidado. Las de satén o de uso cotidiano se pueden lavar a mano, con jabón líquido para ropa delicada. No se escurren ni se dejan en remojo. Deben secarse en colgador para evitar marcas y siempre a la sombra, ya que la seda tiende a decolorarse. Las prendas de seda armada, como tafeta, chantung u organza, y las de confecciones complejas, con entretelas, bordados, drapeados o plisados,  deben lavarse en seco. Son muy delicadas y pueden estropearse. 

Fibras orgánicas. Para que no pierdan la suavidad, es conveniente lavarlas con agua fría o en los programas para prendas delicadas de la lavadora. 

Poliéster y nylon. Se lavan a máquina o a mano con agua tibia.

Látex o spándex. Es recomendable lavarlas por separado y con agua fría, pues el calor puede estirar los hilos del spándex y deformar la prenda.

Acetato, rayón y viscosa. Se limpian en seco para que no se encojan. Si las vas a lavar en casa, debes usar jabón neutro y agua tibia o fría. Para evitar deformaciones, no los exprimas.

Acrílico. Como es una fibra resistente, usar la lavadora es una buena opción. El uso de suavizantes reduce la estática que el acrílico tiende a acumular en climas secos.




Cuéntame lo que piensas