text.skipToContent text.skipToNavigation
Recomendaciones para lavar prendas de color negro

26.06.2019

  • Lavado
Me encanta el color negro porque es sobrio y elegante. En mi armario no faltan prendas de ese color, porque combinan con todo y me hacen ver más estilizada. El problema está en que con el uso frecuente y las lavadas, las prendas de color negro se vuelven opacas y pierden color hasta ponerse un poco grises.
Con las lavadas, las prendas oscuras y de color negro se vuelven opacas y pierden color hasta ponerse grises. Por eso, siempre pongo en práctica los consejos que me dan mi mamá y mis amigas expertas en lavado, para mantener el color intenso de mi ropa favorita.

Aquí te cuento cuáles son. ¡Espero que te sirvan a ti también!


1. Clasifica la ropa. No laves las prendas negras junto con las de colores claros. El tinte de la ropa tiende a soltarse durante el ciclo de lavado y, si lavas las prendas juntas, las que son de color claro absorberán los tintes oscuros. Si lavas la ropa negra por separado, las mismas prendas reabsorberán los tintes que desprenden. Así conservarás en buen estado la ropa negra y la ropa de color.

2. Atención con la ropa delicada. Las prendas de tejido delicado, como la ropa interior, es mejor lavarlas por separado. De esta manera tendrán mejor aspecto durante más tiempo.

3. Lávalas al revés. Voltea las prendas antes de meterlas a la lavadora. Con esto, el derecho de la ropa estará menos expuesto a la fricción que se produce cuando las prendas rozan dentro de la lavadora y que puede acelerar el desteñido.

4. Disminuye la fricción. No olvides cerrar los cierres y broches de todas las prendas antes de meterlas a la lavadora, para evitar que se enganchen y se estropeen.

5. Trata las manchas previamente. Algunas manchas como las que deja el desodorante y otros productos cosméticos, son difíciles de sacar. Trátalas previamente con un removedor de manchas suave y un trapito húmedo.

6. Lava con agua fría. La ropa negra puede decolorarse con el agua caliente, que  tiende a soltar el color de las fibras. Además, puede hacer que los tejidos se deformen.  Usar agua fría es lo más recomendable. Además, es la mejor para un enjuague rápido, ya que ayuda a cortar la espuma.

7. Utiliza un detergente especial. Yo siempre uso Bolívar Colores Vivos, con efecto renovador que protege el color de las prendas. ¡No lo cambio por nada!

8. Usa el ciclo corto. Mientras menos tiempo pase tu ropa negra en la lavadora, menor será la posibilidad de que el color se suelte y se destiña. Cuando tengas alguna duda, es recomendable usar el ciclo de lavado de ropa delicada, pero como regla general, debes elegir la configuración adecuada de acuerdo a qué tan sucia esté la ropa y el material del que está hecha.

9. Evita la secadora. El aire caliente de la secadora puede debilitar los tejidos de las prendas, lo que puede acelerar la decoloración. Mejor, cuélgala para que se seque con el aire. Asegúrate de voltearla antes y que no le dé directamente el sol, pues es un decolorante natural.

10. Lava con menos frecuencia. No importa si tratas tus prendas negras con mucho cuidado, ni cuantas precauciones tomes al lavarlas, cada ciclo de lavado deteriora el color. Así que lávalas (excepto la ropa interior) únicamente cuando sea necesario. Los pantalones y chompas que usas encima de otras prendas generalmente pueden usarse varias veces antes de volver a lavarlas.

Cuéntame lo que piensas