text.skipToContent text.skipToNavigation
Recomendaciones para lavar tu ropa interior

26.06.2019

  • Lavado
Ayer fui de compras con mis amigas y descubrimos una nueva marca de ropa interior que nos encantó. Todas las prendas eran muy femeninas, de tejidos muy delicados y suaves, por lo que no dudamos en llevarnos varias.
Después de nuestra compra nos pusimos a conversar sobre los cuidados que debemos tener con ellas, porque precisamente por ser tan delicadas, requieren especial atención al momento de lavarlas. Si tenemos cuidado, evitaremos que se estiren, destiñan o pierdan su forma y las mantendremos en buen estado el mayor tiempo posible.

Intercambiamos algunas recomendaciones, que aquí comparto contigo:

1. El primer paso es leer las etiquetas de cada prenda. Es importante que sepas los tejidos de su composición, así como las recomendaciones de lavado. Mientras sigas las indicaciones tus prendas se mantendrán en buen estado.

2. Las prendas de 100%  algodón son muy resistentes y pueden ser lavadas en la lavadora con agua fría o tibia. Nunca uses agua caliente porque se pueden encoger o perder color.

3. Nunca laves tu ropa interior con agua muy caliente. Si lavas a mano puedes usar agua tibia pero el último enjuague hazlo siempre con agua fría.

4. Es mejor lavar a mano las prendas delicadas como las de seda, raso o encaje. Te tomará más tiempo pero harás que duren más. Si prefieres, puedes hacerlo en la lavadora a baja velocidad o con la opción de lavado para ropa delicada de agua fría. Selecciona programas cortos.

5. Invierte en una bolsa de nylon especial para prendas delicadas. Cuando laves a máquina con este accesorio protegerás tu ropa interior de otras prendas más gruesas como los jeans. De esta forma, no correrás el riesgo de que se enganchen y se deformen o se desgasten por la fricción.

6. Nunca mezcles prendas de diferentes colores. Si lavas primero las prendas más claras, podrás utilizar la misma agua para las oscuras. De esta forma, aprovecharás el agua y ganarás tiempo.

7. Elige un detergente o jabón suave para prendas delicadas. A mí me va muy bien con el jabón Bolivar clásico floral. ¡Te lo recomiendo!

8. Evita usar lejía. Para las prendas blancas que se han vuelto amarillentas nunca es recomendable el uso de cloro o blanqueadores. Yo uso Bolívar Blancos Perfectos, que elimina el percudido y le devuelve el brillo a la ropa blanca sin maltratarla, porque no contiene lejía.

9. Para que las prendas con encaje oscuro conserven su color, un truco de las abuelas es lavarlas con agua tibia y un poquito de vinagre blanco. Luego, se enjuagan con abundante agua fría.

10. Un consejo para cuidar los brasieres: no olvides abrocharlos antes de meterlos a la lavadora. Esto evitará que se enganchen con otras prendas durante el ciclo de lavado y pierdan su forma.

11. Las fajas y medias son aún más delicadas que los brasieres. Cuando las laves, céntrate en las partes que más se ensucian, la zona de los pies en el caso de las medias y la de la cintura en el caso de las fajas. Lávalas a mano pero siempre con movimientos suaves, ¡tienes que tener mucha paciencia!

Espero haberte ayudado. Si tú tienes algún truco, ¡compártelo con nosotras!

Cuéntame lo que piensas