text.skipToContent text.skipToNavigation
Recomendaciones para lavar y planchar la ropa del bebé

26.06.2019

  • Lavado
¡Qué lindos son los bebés! Fui a la clínica a conocer a mi nuevo sobrino y me quedé pensando cómo los recién nacidos pueden ser tan bellos y perfectos, siendo tan chiquitos. Por ello, requieren cuidados específicos debido a los delicado de su piel, al contacto con el mundo exterior para ir aclimatándose.
Lo cierto es que como nadie nace sabiendo ser mamá y cómo cuidar a un recién nacido; ahora comparto contigo algunas de las recomendaciones para lavar y planchar la ropa del bebé.

La piel de los bebés es muy delicada, así que para evitar alergias u otros problemas, su ropita debe estar siempre limpia. Es muy importante que laves todo lo que le regalen y herede de sus hermanitos o primos, pues sobre todo la ropa nueva ha sido bastante manipulada antes de llegar a tu hogar. Además, suele traer un apresto de fábrica (un elemento que se usa para mejorar el aspecto de las prendas) que puede irritar su piel y hacerlo sentir incómodo debido a que la ropa está más tiesa. Si tienes ciertos cuidados al momento de lavarla, evitarás estos problemas y, además, la conservarás en buen estado más tiempo.

Te aconsejo que durante el séptimo mes de embarazo, cuando aún tienes energía, empieces a lavar todo el ajuar. ¡Es buen momento para empezar a tenerlo todo preparado!

Aquí te dejo unas recomendaciones que te pueden servir:
  1. Lava todos los días. No dejes pasar mucho tiempo sin lavar la ropa, debes hacerlo lo más pronto posible, así evitarás que se fijen manchas y olores, frecuentes en esta etapa. 
  2. Fíjate en las etiquetas. Te dirán exactamente cómo está compuesta la prenda y cómo debes lavarla y plancharla para que se conserve en buen estado el mayor tiempo posible.
  3. No mezcles. La ropa del bebé se lava por separado. No la mezcles con la ropa del resto de la familia ni con la ropa de cama. Esto, por lo menos durante sus primeros 6 u 8 meses.
  4. Elimina las manchas de inmediato. Lo ideal es que intentes sacarlas en cuanto se hayan producido, para evitar que se fijen en la ropa. Así protegerás las prendas delicadas.
  5. Usa productos especiales. Te recomiendo el jabón Bolivar bebé, que tiene una fórmula con glicerina que le da a la ropa extra cuidado y máxima protección.
  6. Lava a mano o a máquina. Lavar a mano es recomendable porque como la ropa de bebé es muy pequeñita, es difícil llenar la lavadora con ella. Sin embargo, si usas el ciclo para ropa delicada y carga reducida, no hay por qué no hacerlo. 
  7. Presta atención al aclarado. La ropa de un recién nacido debe estar siempre bien enjuagada, libre de restos de detergente.
  8. Utiliza la secadora o sécala al sol. Otra opción, para la ropa más delicada, es ponerla sobre una toalla para que poco a poco se vaya absorbiendo la humedad. Así, evitarás que se deforme.
  9. Limpia la plancha. Caliéntala y pasa un paño ligeramente humedecido por su superficie. Así, eliminarás cualquier residuo que haya quedado.
  10. Ajusta la plancha. Mucha ropa de bebé no necesita plancha, pero para las prendas que sí lo necesiten, usa temperatura media. Lee las etiquetas para que sepas exactamente qué hacer.
  11. Clasifica la ropa. Lo más recomendable es que agrupes las prendas según la temperatura que necesiten. Primero, plancha la ropa que necesita menos temperatura y deja para el final la que necesite más calor.
  12. No planches las manchas. Si alguna mancha no se ha eliminado con el lavado, no debes plancharla, pues se fijará aún más con el calor.
  13. Plancha al revés. La ropa de los bebés suele tener estampados, bordados u otras aplicaciones. En estos casos, para no estropear estos detalles, lo mejor es voltear las prendas antes de plancharlas.
  14. Verifica. Asegúrate siempre que la ropa esté completamente seca antes de guardarla en los cajones.

Cuéntame lo que piensas