text.skipToContent text.skipToNavigation
Sabes si tu bebé es APLV (Alérgico a la proteína de la leche de vaca)

27.06.2019

  • Bebés
La alergia a la leche de vaca es la alergia alimentaria más frecuente entre lactantes y niños pequeños, afecta a 2,5% de la población.
La mayoría de niños alérgicos a la proteína de leche de vaca adquieren tolerancia a la misma espontáneamente. La alergia es de dos tipos: mediata por IgE  ( reacción inmediata), y  no mediata por IgE ( reacción tardía). IgE = Inmunoglobulina E.

Los signos y síntomas de la intolerancia a la proteína de leche de vaca son muy diversos. Los síntomas se desarrollan usualmente dentro de la primera semana de introducida la leche de vaca en la dieta. La mayoría de lactantes mostrará señales en la piel o problemas gastrointestinales. Las manifestaciones de la piel pueden incluir, urticaria y eccema y los gastrointestinales pueden presentar, vómitos, gases, dolor abdominal y diarrea.

El tratamiento consiste en evitar la proteína de la leche de vaca, utilizando fórmulas hidrolizadas o bien fórmulas de soja. Las fórmulas de soja no deben utilizarse cuando hay síntomas digestivos y en todo caso habría que utilizar fórmulas en base a aminoácidos.

También hay que tener mucho cuidado cuando el bebé comience a comer ya que algunos productos que contienen leche entre sus componentes podrían caerle mal también: ya sea pan, fiambres, golosinas y muchos más. 

Mi recomendación es que si notas que tu bebé presenta molestías al consumir la leche regular, vayas donde un especialista para hacerle un descarte y que él te pueda guiar en su nueva alimentación y tratamiento.  


Cuéntame lo que piensas