text.skipToContent text.skipToNavigation
Trucos para que tu ropa parezca siempre nueva

04.07.2019

  • Lavado
Conseguir que tus prendas luzcan tan lindas como el día en el que las compraste, es posible si cuidas la forma en la que las lavas, planchas y guardas. Para eso, te dejo algunos tips que a mí me han ayudado mucho:
  • Lee bien las etiquetas. no laves o planches tus prendas sin antes tener claro qué puede hacerse y qué no. Si quieres evitarte disgustos, presta atención a todos los símbolos e indicaciones que aparecen en la etiqueta.
  • Separa al lavar. En la medida de lo posible, trata de lavar en diferentes tandas la ropa negra, la blanca y la de color. Se conservará mucho mejor cada uno de los tonos y evitarás que algo se destiña.
  • Dales la vuelta. Es recomendable que voltees las prendas con aplicaciones o estampados a la hora de lavarlas. El desgaste puede provocar que se pierda parte de ese detalle.
  • Elimina las manchas al momento. Solo así evitarás que el daño sea mayor. Elimina una pequeña mancha antes que se convierta en una gran mancha.
  • Revisa antes de guardar. Abrocha los botones, sube los cierres, estira las mangas y vacía los bolsillos antes de guardar las prendas. Así, impedirás que se arruguen o deformen.
  • Guarda correctamente. Hay prendas que sí o sí deben estar colgadas, ya que son hechas de telas sensibles y el doblarlas constantemente puede debilitar los tejidos.
  • Toma precauciones. Cuando guardes la ropa de la estación que termina debes hacerlo con mucho cuidado, pues permanecerán en el mismo lugar por mucho tiempo. Lávalas y plánchalas antes de guardarlas y toma precauciones para que ni la humedad ni las polillas malogren tus prendas.
  • Guarda los botones. Las prendas a veces vienen con botones o un poco de hilo extra. Guárdalos todos en un frasco u otro lugar que recuerdes. Así, podrás reponerlo o solucionar algún problema fácilmente.
  • Utiliza fundas y bolsas herméticas. Protege las prendas que no utilices a menudo (como los vestidos de fiesta), las que son de mayor calidad (por ejemplo, prendas de piel) o simplemente las que dejas de usar en una temporada, con fundas de plástico que las mantengan libres del roce y el polvo.
  • Usa la ropa adecuada para cada ocasión. Si sabes que tendrás un día de locos en el que tendrás que andar corriendo de aquí para allá, entonces deja de lado los zapatos de taco o de materiales delicados, que se podrán estropear con tanto trajín. Igual para todas las prendas. Elegir las prendas correctas para cada ocasión también te ayudará a mantenerlas nuevas por más tiempo.
  • Limpia con frecuencia. Usa el detergente adecuado para el cuidado de tus prendas y hazles mantenimiento a menudo.
Sigue estos tips y te aseguro que tu ropa siempre parecerá nueva, aunque ya la hayas usado por varias temporadas seguidas.

Cuéntame lo que piensas