text.skipToContent text.skipToNavigation
Trucos sencillos y efectivos, para que tu casa siempre huela bien

04.10.2019

  • Limpieza
¡El mundo de los olores es realmente fascinante! Alguna vez leí que el olfato es el sentido más inteligente que tenemos, y estoy segura de que es verdad.
Me ha pasado más de una vez, que caminando tranquilamente por la calle sentí un aroma que me transportó automáticamente a algún lugar o momento que marcó mi vida o, de repente, un perfume me hizo recordar a alguna persona especial.

Por eso es muy importante que nuestras casas siempre huelan bien. Hay algunos trucos que nos ayudarán a conseguirlo:

Olores escondidos
Me encanta que al abrir los clósets huela muy rico. Para que eso suceda, tengo un secreto que en realidad, es muy simple: formo unas bolitas de algodón y las sumerjo en esencia de vainilla. Las escondo en los rincones de los clósets ¡y listo!
Pero si eres de las que prefiere que el clóset y la ropa huelan "fresco", o que casi no huelan, lo que puedes hacer es, cuando estés lavando ropa en la lavadora, añadirle al detergente un poco de bicarbonato.
 
Olores delicados
Si quieres que cada habitación de tu casa huela muy bien,  tus mejores aliados son los aceites esenciales. Con ellos, puedes preparar fácilmente un ambientador casero. Solo tienes que diluir 20 gotas de tu aceite esencial favorito en media taza de agua y colocar la mezcla en una botella con rociador. Al terminar con la limpieza, podrás perfumar la casa con este ambientador. 

Antes y después de cocinar
Una amiga me recomendó que antes de freír algo, eche una ramita de perejil al aceite. Es el secreto de las abuelas para que no quede ese olor a fritura en todos lados y a mí me ha funcionado muy bien. Después de cocinar, otra cosa que hago para que en el ambiente no quede olor a comida es, poner en la cocina un pequeño recipiente con agua y un chorro del suavizante de la ropa. ¡El resultado es inmediato!

Neutralizar los olores 
Si el mal olor viene de la refrigeradora, escondo en ella un poco de bicarbonato, que absorbe todos los olores. Si no tienes bicarbonato, me han contado que una papa pelada también funciona. Y cuando el problema está en el microondas, lo único que hago es echar agua con un chorro de limón en un recipiente, meterlo al microondas y ponerlo a calentar varios minutos. El microondas queda con un olor muy fresco y agradable. 

Adiós al olor a cigarro
Si alguna visita dejó olor a tabaco en mi casa, he descubierto que la mejor solución para eliminarlo es poner en la habitación un recipiente con agua y vinagre, para que lo absorba. Lo he hecho varias veces  y me ha funcionado.

¡Comparte conmigo tus trucos para que tu casa siempre huela bien!

Te pareció útil este artículo?

0

Personas consideran que este artículo les sirvió

Cuéntame lo que piensas