text.skipToContent text.skipToNavigation
Un picnic en tu propio jardín

27.06.2019

  • Hijos
¿Se te agotaron las opciones para entretener a los niños? ¡Eso es lo que crees! Prueba salir de la rutina sin salir de tu casa. No es necesario que vayan hasta la playa o al campo para disfrutar de un picnic.
Hacerlo en tu propio jardín puede ser igual de divertido para los niños ¡y mucho más fácil y económico para ti! Anímate y transforma una simple comida en una aventura. Solo necesitas:

Empacar tu canastita
El picnic será más emocionante si, una vez que empezó, nadie entra a buscar nada a la casa. Así, los momentos previos también serán divertidos. Anima a los chicos a que empaquen en una mochila lo que les gustaría compartir o algunos juguetes, juegos de mesa, libros, todo lo que necesiten para pasarla bien.

Tú encárgate de la comida. Consigue una linda canastita, de esas típicas de picnic, y guarda todo. Para que nada se derrame, coloca las cosas más pesadas como las botellas y contenedores de vidrio debajo de todo. Sobre ellos, pon los alimentos más frágiles y livianos, como los sándwiches o galletas.

Si quieres mantener frías las bebidas, pon unas cuantas botellitas de agua helada en el fondo, junto con algunas bolsitas de hielo, y coloca las gaseosas y jugos sobre este ellas. 

Una frazada grande, o algo parecido
Almorzar sobre el pasto es una manera de sentirse en sintonía con la naturaleza. Por eso, pueden elegir hacerlo sobre una frazada, mantel o pareo. Que sea lo suficientemente grande como para poderse sentar juntos, y también poder colocar la comida.

¡Música!
Lleva las canciones favoritas de los niños y también las tuyas. Solo necesitas una pequeña radio portátil a la que puedas conectar a tu mp3 o a tu celular. Pueden cantar juntos o jugar algo como adivinar las letras de las canciones. Con música y un poco de imaginación la diversión está asegurada.

Otros elementos esenciales
Recuerda el sacacorchos, servilletas de papel, toallitas antibacteriales para limpiarse las manos, bolsas de basura para recoger todo cuando terminen, repelente, un cuchillo y tabla de cortar para quesos o frutas, sal y pimienta, y platos, vasos y cubiertos.

¡Listo! La pasarán tan bien que seguro querrán volver a hacerlo.

Cuéntame lo que piensas