text.skipToContent text.skipToNavigation
Ventajas de casarse joven

26.06.2019

  • Pareja
Hoy me llamó mi prima para contarme, preocupada, que su hija de 23 años quería casarse con su enamorado de “toda la vida”. O sea, con el que está desde secundaria.
Es interesante ver cómo han cambiado las cosas. En la época de nuestras mamás, lo usual era casarse a esa edad. Ahora, en esta época en la que nos hemos vuelto menos conservadores, lo usual es que lo jóvenes extiendan lo más que puedan su etapa de solteros, pues piensan que casarse jóvenes implica el riesgo de separarse, porque no han vivido lo suficiente o porque no han hecho todo lo que querían hacer antes de su matrimonio. Pero lo que no saben es que casarse jóvenes tiene más ventajas que desventajas. Y mientras haya amor, confianza y respeto, la edad no tiene tanta importancia.

Si este es tu caso, ten en cuenta las ventajas de casarte joven:
  1. Eres más feliz junto a tu pareja. Según The Knot Yet Projet, los hombres y mujeres que se casan durante sus 20 años son más felices que aquellas personas que no lo hacen. Los porcentajes de satisfacción de las personas solteras o que viven con sus parejas son menores a los porcentajes de las personas que se han casado con la persona que aman.
  2. Eres más fértil. Si quieres tener una familia numerosa, ten en cuenta que la fertilidad de una mujer comienza a descender cuando se acerca a los 30 años. Si te casas cerca de los 20, tus posibilidades de quedar embarazada son mayores que en años posteriores.
  3. Tendrás más sexo. Según el instituto Kinsey de sexología, la mayoría de las parejas que se han casado tienen sexo más de una vez a la semana a diferencia de aquellas que no lo han hecho, las cuales tienen sexo menos de una vez a la semana.
  4. Tienes más energía para ser madre. Para nadie es un secreto que tener un bebé puede resultar todo un reto, pues cuando tienes uno tus horas de descanso se reducen. Si los tienes cuando eres joven tendrás mucha más energía y esto hace que esta gran tarea resulte mucho más fácil.
  5. Tendrás más historias para contar. Estar con tu pareja desde que son muy jóvenes significa que van a compartir muchas etapas de la vida. Crecen juntos, disfrutan los buenos momentos y superan los malos. Cuando sean viejitos tendrán mil y una historias de esos momentos compartidos para contarle a sus nietos.
  6. Crecerán juntos como pareja y como personas. Los 20 años son una etapa de la vida en los que creces y aprendes cosas nuevas constantemente. Si te casas joven, crecerás al lado de tu pareja, pero también crecerá el vínculo que los une y este será cada vez más fuerte. 
  7. Es más fácil unir tu vida. A los 20 años deberías comenzar a delinear tu proyecto de vida y tomar el camino que quieres. Si te casas joven será fácil unir los caminos de los dos y crear uno en común.
  8. La pareja se hará más fuerte. Cada meta alcanzada, cada obstáculo vencido, todo lo que habrás pasado con tu pareja hará que se unan más y que tengan un amor fuerte e incondicional, que supere los problemas.
  9. Aprovechas el tiempo. Si te casas alrededor de los 20 años, tendrás más tiempo para compartir con tu pareja. Y si por alguna razón la relación no funciona y deciden separarse, tendrás más tiempo para volver a empezar.

Te pareció útil este artículo?

0

Personas consideran que este artículo les sirvió

Cuéntame lo que piensas