text.skipToContent text.skipToNavigation
Receta de Cheesecake clásico de vainilla
Postre del dulce libro de recetas Blanca Flor. Una receta de antología, el sabor del verdadero cheesecake.

Valor nutricional por porción

    • 542Kcal
    • Calorías
    • 27%
    • 33gr
    • Grasas
    • 51%
    • 9gr
    • Proteínas
    • 18%
    • 53gr
    • Carbo-hidratos
    • 18%

% valor diario basado en una dieta de 2000 Kcal

Ingredientes que necesitas:

Porciones
10
      Masa
  • 180 gramos de galletas de vainilla
  • 100 gramos de margarina Sello de Oro
  • ¼ taza de azúcar blanca granulada (50 gr)
      Relleno
  • 4 paquetes de queso crema de 8 onzas cada uno
  • 5 huevos
  • 1½ taza de azúcar blanca granulada (300 gr)
  • 2 tazas de crema de leche (500 ml)
  • 1 cucharada de esencia de vainilla Negrita (15 ml)
  • 3 cucharadas de maicena Negrita (24 gr)

¡Anímate y prepáralo en casa!

¡Hagámoslo!

Para mí el mejor de Lima, receta de antología.

Masa:
Moler las galletas de vainilla en el procesador de alimentos o en un mortero. Mezclarlas con la margarina derretida y el azúcar. Colocarlas en un molde desarmable de 10 pulgadas de diámetro, previamente forrado con papel platina antes de cerrarlo, lo que permitirá desmoldar fácilmente el cheesecake. Presionar bien y hornear por 15 minutos a 350 °F (180 °C). Enfriar y reservar.

Relleno:
Procesar todos los ingredientes del relleno, menos la crema de leche, que se agregará al final. Debe quedar una mezcla uniforme y suave. Reservar.

Armado:
Una vez horneada la galleta de base, forrar también la parte exterior del molde con papel platina para que la galleta no se moje. Incorporar el relleno y hornear por una hora a baño María hasta que el cheesecake esté listo pero no dorado. Debe temblar un poquito y ya refrigerado se terminará de endurecer. Dejar el cheesecake dentro del horno apagado, con la puerta abierta, hasta que esté totalmente frío. Refrigerar toda la noche. Para desmoldarlo sin que la masa de galleta se rompa, voltear sobre papel manteca, retirar la platina y regresar el molde a su posición original. Servir con salsa de frutos del bosque (frambuesas, fresas, etc.). Para ello, hervir la fruta con azúcar (la cantidad de azúcar dependerá de la acidez de la fruta). No debe quedar como mermelada sino como una salsa suelta.

¡Anímate y prepáralo en casa!

Cuéntame lo que piensas